Un centenar de árboles adornarán tres calles sin sombra del barrio vallisoletano de Parquesol

Intervención para reparar las aceras por los daños de las raíces y árboles que serán trasplantados. / J. S.

La reforma de aceras y medianas en siete vías busca mejorar la seguridad vial e incluye la plantación de 180 nuevos ejemplares

J. Sanz
J. SANZValladolid

Las medianas de la calle Adolfo Miaja de la Muela, una de las principales arterias de Parquesol, lucen ya el resultado de la enésima intervención para mejorar, por un lado, la seguridad vial en el barrio (redondeando las puntas de las medianas en los cruces y ampliando el espacio para los peatones en los pasos de cebra) y, por otro, llenar de arbolado vías como esta que prácticamente carecían de arbolado. El resultado de la intervención en esta vía es similar al llevado a cabo hace dos años en la calle Hernando de Acuña, donde se plantaron 36 olmos y se ampliaron los alcorques para plantar arbustos y flores ornamentales. En el caso de Adolfo Miaja de la Muela se han plantado ahora 35 nuevos ejemplares a lo largo de toda la mediana, todos ellos de gran porte en el futuro (aún deben crecer), y los alcorques, mucho más amplios que los habituales, también lucen ya los primeros arbustos.

Pero la intervención, demandada por los vecinos y en la que se invertirán cerca de cuatrocientos mil euros, es mucho más ambiciosa que los anteriores retoques de las medianas (diecisiete se habían redondeado ya en los últimos siete años) y alcanza a siete calles, además de a la plaza Marcos Fernández. Tres de estas vías son grandes arterias del barrio que hasta ahora carecían de arbolado, como era el caso de Adolfo Miaja de la Muela (solo tenía nueve árboles en algunos cruces) y, sobre todo, de las calles Mateo Seoane Sobral (allí se plantarán 18 ejemplares en las aceras) y Eusebio González Suárez. En esta última serán 65 los ejemplares de gran porte que se diseminarán por sus aceras, a su paso por los centros escolares (Julián Marías y Marina Escobar), en un tramo lineal de más de seiscientos metros que carecía de arbolado.

La intervención municipal intentará evitar los errores del pasado, con alcorques pequeños en los que las raíces levantaban el adoquinado y dificultaban notablemente el tránsito peatonal. De ahí que, al margen de las obras en las medianas también se está interviniendo, o se va a intervenir, en las aceras de calles como Amadeo Arias, José Garrote Tébar o la propia Eusebio González Suárez para suprimir parte del arbolado existente (la mayoría será trasplantado), ampliar los alcorques o directamente crear jardincillos en torno a las hileras de árboles existentes –esto último se llevará a cabo también la plaza Marcos Fernández– con el fin de evitar los daños de las raíces en un futuro próximo.

Los operarios plantarán 180 nuevos ejemplares en las medianas y aceras de siete calles, respetarán 244 ya existentes y suprimirán 63. Eso además de ampliar los pasos de cebra y redondear los picos de las medianas; reponer el adoquinado dañado y mover árboles y farolas en algunos puntos.

Las siete calles

Adolfo Miaja de la Muela.
Permanecen 9 árboles y se plantan otros 35 en la mediana.
Núñez de Guzmán.
Este rinconcito estrenará nueve árboles.
Mateo Seoane Sobral.
La calle, que ahora carece de arbolado, tendrá 18 ejemplares en las aceras.
Amadeo Arias.
Se eliminan 23 árboles (serán trasplantados), 14 se respetan y se plantan 17 nuevos.
Juan García Hortelano.
Permanecen 76 árboles y se añaden 15.
José Garrote Tébar.
Permanecen 56 ejemplares y se suprimen 31 por los daños de las raíces. Se plantarán 21 árboles en la mediana.
Eusebio González Suárez.
El tramo que carece de arbolado contará con 65 ejemplares en las aceras, se respetan 89 y se retiran 9.

 

Fotos

Vídeos