La carretera de Castrillo a la N-122 cierra hoy tres semanas por obras

Obras y rutas alternativas a la VP-2305 en Castrillo de Duero. /José Cuenca
Obras y rutas alternativas a la VP-2305 en Castrillo de Duero. / José Cuenca

La vía estará cortada para «eliminar los baches y limpiar las cunetas» y los recorridos alternativos serán por Peñafiel y Nava de Roa

E. ESTEBANCastrillo de Duero

No era un petición «ni de los vecinos ni del propio Ayuntamiento», pero la Diputación de Valladolid, al observar el «mal estado» en el que estaba la carretera VP-2305 que permite llegar hasta Castrillo de Duero por la N-122, decidió inventir en ella y rehabilitarla «a pesar de que no es muy transitada». Así lo confirma el diputado de Asesoramiento y Cooperación a Municipios, Alberto Collantes, al mismo tiempo que asegura que era la vía dependiente de la institución provincial «que peor estaba». «Es una carretera que tiene principalmente un uso agrícola y que tiene alternativas más rápidas y más fiables, pero está ahí y nuestro deber es mantenerla», argumenta el responsable del área.

Las obras de rehabilitación y conservación del firme se desarrollarán desde este miércoles y, «como máximo», durante tres semanas, hasta el próximo miércoles 3 de abril. Durante este periodo, la vía permanecerá cerrada «completamente» al tráfico, aunque habrá dos itinerarios alternativos para poder llegar hasta el municipio vallisoletano. La primera opción es circular desde Peñafiel por la carretera VA-VP-2006. La segunda, hacer lo propio por Nava de Roa, circulando por la BU-211 y posteriormente por la VA-VP-2006 hasta Castrillo.

Las cifras

4,11
kilómetros de distancia tiene la carretera VP-2305. Comienza en el cruce de la N-122 con la VA-130 y concluye en Castrillo de Duero.
3
millones de euros acapara el Programa de Conservación Ordinaria, que engloba actuaciones de mantenimiento de carreteras como la que se va a realizar en la VP-2305.
Acometidas:
Se van a eliminar blandones y se vertirá una capa asfáltica para mejorar el estado de la vía, además de limpiar las cunetas y comprobar la señalización.
Tipo de carretera:
Por su corta longitud y su escaso tránsito de vehículos, la VP-2305 está calificada como 'otras vías', caracterizadas por ser muy locales, con muy poco uso y utilizado fundamentalmente con fines agrícolas.

«Cuando tenemos que realizar obras y hay otras vías por las que se puede circular decidimos cortarla al completo porque es la forma de agilizar los trabajos», subraya el diputado. Además, según reconoce, estas alternativas son «muy factibles y muy viables», por lo que el cierre al tráfico «no afectará mucho». «Muchas veces, hacer esto es lo mejor porque te garantizas una mayor rapidez a la hora de hacer los trabajos y más seguridad para todos», continúa.

No obstante, si los trabajos avanzan «a buen ritmo», la Diputación no descarta restablecer la circulación antes de lo previsto. «Son acometidas que se hacen rápido, pero siempre se pone más tiempo por si acaso surge algún problema y luego no nos veamos apurados», sostiene Collantes.

«No queremos chapuzas»

Las acometidas forman parte de una campaña puesta en marcha por la institución provincial para «eliminar los baches y hundimientos» de todas las carreteras de su competencia. Ya lo confirmó el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, el pasado mes de febrero durante la presentación de la estrategia viaria provincial 2019-2031: la única opción viable, «la más barata», es conservar. Así, y siguiendo esta misma lógica, en el caso concreto de la VP-2305 «no se va a hacer una carretera nueva», sino que se arrojará una «capa asfáltica» para eliminar los blandones, es decir, parte del terreno que está hundido, «sobre todo en las cunetas por el tonelaje de los tractores o camiones o por el mal asentamiento del terreno», explica el diputado. «Optamos por conservar, pero hay que hacerlo bien para que no vuelva a ceder. No queremos chapuzas», apostilla.

Para favorecer las labores en cada tramo y «optimizar todos los recursos disponibles», la Diputación estableció por primera vez una distinción de las carreteras provinciales en función del tráfico que soportan cada día. La VP-2305 pertenece a la tercera categoría, calificada como 'otras vías'. Se trata de carreteras muy locales, con muy poco uso y que no tienen, en el sentido estricto de la palabra, carácter de carretera. Más bien tienen una «finalidad agrícola». «Es una vía muy estrecha, con giros y mala visibilidad que utilizan principalmente tractores, camiones o vecinos para pasear», afirma Collantes.

Estos trabajos forman parte del Programa de Conservación Ordinaria, que engloba una serie de actuaciones destinadas a la conservación del patrimonio viario tales como «limpieza de cunetas, comprobar la señalización, pequeñas obras y vialdad invernal». Al pertenecer a este plan, donde «se pretenden realizar muchísimas obras», Collantes desconoce el importe exacto que supondrán los trabajos en la VP-2305 para las arcas de la institución.