El Ayuntamiento de Valladolid destinó 324.000 euros a eliminar 3.408 pintadas el año pasado

Pintada en el centro social Segundo Montes situado en la barriada de Las Viudas (Delicias). /J. Sanz
Pintada en el centro social Segundo Montes situado en la barriada de Las Viudas (Delicias). / J. Sanz

El Servicio de Limpieza, que recibió 769 peticiones de actuación de la ciudadanía, borró 129 graffitis en Semana Santa y 32 en Ferias

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

La cruzada contra las pintadas urbanas emprendida por el Ayuntamiento de Valladolid el pasado año ha dado sus frutos. Según un informe del Servicio de Limpieza remitido a la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, reunida este lunes, el Consistorio eliminó en tan solo doce meses 3.408 graffitis, cuatro veces más que la demanda ciudadana. Durante ese periodo, los vecinos solicitaron esta prestación hasta en 769 ocasiones. «No solo se atendieron el cien por cien de las reclamaciones, sino que se actuó sobre las otras 2.639 pintadas», confirmó la concejala de Medio Ambiente, María Sánchez. El motivo, según explicó la edil, no es otro que debido al «protocolo preventivo» para evitar que «el ciudadano llame», ya que el servicio «actúa automáticamente».

Si bien el primer trimestre fue el periodo de más trabajo para el Servicio de Limpieza, con más de mil actuaciones, marzo fue el mes donde más intervenciones se produjeron, con un total de 388. La Semana Santa pasó factura sobre los bienes e inmuebles de propiedad municipal, y es que casi la mitad de las operaciones (129) se llevaron a cabo entre el 25 de marzo y el 1 de abril. En este sentido, también tuvieron una especial incidencia las Ferias y Fiestas en honor a San Lorenzo, celebradas entre el 31 de agosto y el 9 de septiembre. Durante esos días, los operarios municipales borraron 32 pintadas, es decir, una media de más de tres graffitis por día.

Sin embargo, estos actos vandálicos no han sido precisamente baratos para las arcas municipales. El coste estimado para subsanar estos hechos fue de 468.000 euros, de los que el 69% (324.000 €) fueron destinados a eliminar pintadas y cartelería, fundamentalmente. «Hay que concienciar sobre la educación en este ámbito, ya que el servicio de limpieza demuestra que actúa siempre con la máxima rapidez que le es posible, pero entendemos que si no existieran esas pintadas en la vía pública no habría ese deterioro de los bienes municipales», lamentó.

No solo la iniciativa vecinal jugó un papel determinante para acabar con este gamberrismo. Las notificaciones de los capataces también fueron concluyentes. Estos encargados, durante el ejercicio anterior, comunicaron al Consistorio hasta 553 pintadas. Es decir, gracias a su iniciativa, se logró erradicar el 16,22%de los graffitis detectados.

Por zonas

De manera más concreta, el entorno de la Plaza Circular fue la zona donde más actos de este tipo identificaron los capataces, con un total de 170. El barrio de Rondilla, con 106 actuaciones, o el de Delicias, con 79, también despuntaron sobre el resto. No obstante, los vándalos actuaron con asiduidad en céntricas vías como el Paseo de Zorrilla, donde se registraron hasta 64 pintadas. En todos los casos, las notificaciones de los delegados del servicio se tradujeron en la eliminación de las pintadas. Las únicas excepciones se produjeron entre los meses de julio y septiembre cuando, por razones que se desconocen, en Delicias solo se realizaron seis actuaciones de las 16 identificadas y en Rondilla, 26 de 32.