La Audiencia de Valladolid ratifica la absolución del abogado que fue acusado de abusos sexuales por una de sus clientas

Sede del Colegio de Abogados de Valladolid, en el centro de la capital vallisoletana. /E. P.
Sede del Colegio de Abogados de Valladolid, en el centro de la capital vallisoletana. / E. P.

El letrado ha comunicado la sentencia firme al órgano colegial y estudia si demandará por denuncia falsa

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

La Audiencia Provincial de Valladolid ha ratificado la absolución del letrado J. C. R. que fue dictada en sentencia el pasado 3 de enero por parte del Juzgado de lo Penal número 2 de la capital, que celebró la vista oral por un presunto delito de abusos sexuales denunciado por una clienta, a la que este profesional del derecho asesoraba en un procedimiento de divorcio.

Los tres magistrados de la Sección Cuarta de lo Penal consideran que no ha quedado acreditado que el abogado, el 27 de enero de 2017, la agarrase del brazo y la empotrase contra la pared de su despacho para intentar besarla, como tampoco que le tocase por encima de la ropa, por la cintura, las nalgas y el muslo hasta que ella logró zafarse y salir de la oficina.

El Ministerio Público solicitó en la vista para el abogado una multa de 21 meses (6.000 euros), mientras que la denunciante 27 meses de prisión y 30.000 euros por los daños morales.

A pesar que tanto la acusación particular, que representaba a la mujer, como la Fiscalía, que se adhirió al recurso por esta absolución, pidieron la nulidad de lo acordado tras el juicio celebrado en diciembre del año pasado, los jueces consideran que la juzgadora de instancia sí tuvo un conocimiento completo de lo sucedido como para valorar el testimonio de la víctima.

La sentencia, cuyo ponente ha sido el magistrado José Luis Ruiz Romero, da credibilidad a las declaraciones de tres testigos, clientes también del abogado que esperaban aquel día en una sala contigua, y que solo acreditaron que se produjo una situación de tensión y discusión por la tasación de la vivienda matrimonial, sin que hubiese «ninguna agresión, tocamiento o similar».

Principio de 'in dubio pro reo'

Entienden, por ello, que debe de prevalecer la presunción de inocencia para el letrado. Los jueces de la Audiencia han analizado los correos que se intercambiaron abogado y clienta tras la discusión, y no entienden que de los mismos se pueda desprender los hechos que se imputaron.

Mientras que fuentes de la acusación particular expresaron su decepción porque no se hayan tenido en cuenta en el recurso los argumentos de la mujer, en el entorno del abogado se indicó ayer que tras la firmeza del fallo se estudia la posibilidad de presentar una demanda contra exclienta por denuncia falsa.

«El abogado ha pasado dos años muy malos desde que se denunciaron los hechos en comisaría, durante la instrucción y tras la vista que no se los desea a nadie», remarcaron fuentes de la defensa, que volvieron a justificar la conducta de la mujer por no estar conforme con el resultado de la tasación de la vivienda y las negociaciones con el abogado contrario por este divorcio.

La sentencia absolutoria de la Audiencia Provincial, que no impone costas a ninguna de las partes, ha sido ya comunicada al Colegio de Abogados de Valladolid, órgano en el que letrado figuraba de alta desde el año 1994.

El Colegio profesional abrió un expediente informativo en 2017, que se paralizó al presentar la denuncia ante la Policía y a la espera de conocer el resultado final.