Eugenio Olmedo: «Con 20 años piensas que podrías ser menos»

Eugenio Olmedo en una actividad de Movember /El Norte
Eugenio Olmedo en una actividad de Movember / El Norte

«Siempre animo a que la gente vaya al médico si nota algo raro y que no tenga reparo en decírselo a la gente de su alrededor»

RUBÉN V. JUSTO Valladolid Redactor de local

Eugenio Olmedo tiene 40 años y reside en Valladolid. A los 21 años se vio sorprendido por un cáncer testicular.

– Llego un día en el que se percató

–Notaba que un testiculo estaba cogiendo unas dimensiones tremendas, se estaba hinchando mucho. Llego un momento que fue insufrible y no podia andar. Ahí decidí ir al médico, que me dijo lo que ocurría.

– ¿Y cómo lo vivió?

– Con 21 años las noticias de cáncer me parecían trágicas. Además en mifamilia hubo algún caso con un mal desenlace. Tuve miedo.

– Entonces en su familia no se debio afrontar muy bien

– En la consulta estaba mi padre. Casi lo vivió él peor que yo. Había demasiada emoción y demasiados pensamientos. El resto de la familia lo asumió con normalidad pero con ese tono trágico.

–¿El tratamiento fue difícil?

–Fueron cuatro o cinco meses realmente duros en los que hacía sesiones de quimio cuatro veces a la semana. Tuve que dejar los estudios y dejar aparcada toda mi vida para centrarme en el tratamiento.

–Sin embargo, su vida avanzó

– Al final estoy curado aunque aún tengo que pasar revisiones de vez en cuando. Lo único es que me tuvieron que extirpar un testículo.

–¿Eso se lleva bien?

– Se hace vida normal sin ningún tipo de problema. En su momento pensaba que podría afectar a mi vida sexual y a que tuviera hijos. Yo no tengo hijos porque no ha surgido, pero sí que conozco a gente con cáncer de testículos que tiene descendencia. Con 20 años estás con las bobadas de la pubertad y la masculinidad y piensas que podrías ser menos hombre, pero en la realidad haces vida normal.

–¿Qué recomienda a las personas afectadas?

–Siempre animo a que la gente vaya al médico si nota algo raro y que no tengan reparo en decírselo a la gente de su alrededor. Mi familia y mis amigos fueron lo más importante para que me recuperara.

 

Fotos

Vídeos