La Agrupación denuncia a un taxista vallisoletano con dos licencias por ser socio de una mercantil VTC

Cola de espera de los taxistas vallisoletanos en el aeropuerto de Villanubla. /J. M.
Cola de espera de los taxistas vallisoletanos en el aeropuerto de Villanubla. / J. M.

El Ayuntamiento abre un expediente al titular por posible incumplimiento de la Ordenanza, que fija la exclusividad para este tipo de trabajo público

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

La Agrupación Radio Taxi de Valladolid ha denunciado ante el Ayuntamiento a un taxista de la capital, que posee dos licencias de explotación (8 y 395), por ser socio y administrador único de una empresa dedicada al arrendamiento de vehículos con conductor, las conocidas como VTC.

Contra esta modalidad de transporte urbano e interurbano, los taxistas de toda España están en pie de guerra, por considerar que su actividad provoca una caída de las tarifas y reducen el mercado de clientes en las principales ciudades. En el caso de Valladolid, las VTC no han penetrado como lo han hecho en capitales como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o Málaga.

Pese a ello, la Agrupación Radio Taxi no ha dejado pasar la ocasión para defender al gremio tradicional, y ha denunciado a su compañero taxista, que no es socio de cooperativa vallisoletana.

Radio Taxi sostiene que el titular de las dos licencias ha incumplido el artículo 10.2 de la Ordenanza reguladora del Área de Prestación Conjunta de Valladolid (ATPCVA) para los servicios de transporte con autotaxi.

En el mismo se señala que «las personas titulares de las licencias deberán de ejercer la actividad en régimen de plena y exclusiva dedicación y de incompatibilidad con otra profesión, salvo los casos en que se autorice la concesión de excedencia regulada».

También recuerdan al Consistorio que otro de los artículos (el 19) establece la obligación de explotar la licencia personal o conjuntamente mediante un máximo de dos conductores. Para ello recuerda, además, la obligación de estar dado de alta en la Seguridad Social.

En su denuncia, la cooperativa que preside Roberto Merino aporta documentación mercantil, desde el 2015 al 2018. En la misma se señala que el taxista vallisoletano es socio y administrador de la mercantil CO3 Coches con Conductor, y figura como administrador de Vamos Car, Distribuciones La Seronda Rodríguez, constituida en Asturias, y ha sido administrador de sociedades como Call Center CYL y Goncavi Montajes. Algunas de estas mercantiles, en las que el taxista está en activo, tienen como objetivo la el alquiler de coches con conductor.

Otra documentación que se aporta se refiere al Ministerio de Fomento, donde constan las matrículas de los vehículos de CO3 y el listado de empresas con autorizaciones en la clase de VTC para la comunidad autónoma de Castilla y León. El concejal Luis Vélez confirmó la apertura del expediente al taxista.

312 autorizaciones en la región

La comunidad autónoma de Castilla y León disponía hasta enero pasado de 312 autorizaciones para vehículos con conductor (VTC), que permiten a sus titulares poder recoger pasajeros y realizar viajes a cualquier punto de España.

El Tribunal Supremo y la normativa estatal ha establecido como marco de competencia la relación de una licencia de VTC por cada 30 de taxistas tradicionales. Por ahora no se otorgan más. Fuentes de Radio Taxi apuntan que el chófer denunciado tiene nueve licencias VTC inscritas en la Junta de Castilla y León.

Sobre la posible incompatibilidad, el taxista denunciado dijo ayer que «ya había contestado al Ayuntamiento», y eludió pronunciarse sobre el contenido de la denuncia de sus compañeros, y si podría tener compatibilidad para pertenecer a empresas de transporte y al mismo tiempo ejercer como taxista en Valladolid.

«No quiero realizar ningún comentario. Pienso que se trata de una persecución por unos intereses creados y nada más», dijo el taxista.