El radar de la N-601, a la altura de Rioseco, ya puede multar

Señal de aviso del radar instalado en la localidad de Rioseco./
Señal de aviso del radar instalado en la localidad de Rioseco.

El cinemómetro controla los dos sentidos de la circulación, en una vía limitada a 80 kilómetros por hora

EL NORTEvalladolid

El radar de tramo instalado por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la N-601 a la altura de la cuesta de Coruñeses, término de la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco, ha entrado en funcionamiento una vez finalizado el periodo de prueba y de homologación de sus componentes.

El cinemómetro, ubicado entre los puntos kilométricos 226 a 228,5, en la cuesta de Coruñeses, controla los dos sentidos de la circulación en un tramo limitado por señales verticales a 80 kilómetros por hora. La instalación obedece a la accidentalidad de la zona y a que la mayoría de estos accidentes se producen por salidas de vía, cuya causa principal es el exceso de velocidad, según ha informado la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

Este tipo de radar de tramo está formado por dos dispositivos, separados entre sí por un tramo de vía de distancia variable, pero en el que no pueden existir desvíos ni cambios de límite de velocidad. Cada dispositivo cuenta con una cámara que controla la matrícula de todos los coches que circulan por ese tramo. La primera cámara toma la matrícula de un determinado vehículo y la última, al captar cuando pasa este coche, calcula también, en función del tiempo que ha tardado en realizar el trayecto, su velocidad media. Si se ha sobrepasado el límite establecido, tramita la correspondiente denuncia.

El presupuesto de instalación fue de 46.573 euros. Será el tercer radar de esta clase que se instala en Castilla y León, tras los de la AP-66, en Barrios de Luna, León, y el de los túneles del Guadarrama, en la AP-6, en Segovia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos