Ilustres, pioneras y… vallisoletanas

De izquierda a derecha, desde arriba, Ana de Austria, Rosa Chacel, María Luisa Ponte, Lola Herrera, Concha Velasco, Helena Bianco, Juncal Rivero y Soraya Sáenz de Santamaría./
De izquierda a derecha, desde arriba, Ana de Austria, Rosa Chacel, María Luisa Ponte, Lola Herrera, Concha Velasco, Helena Bianco, Juncal Rivero y Soraya Sáenz de Santamaría.

Monarcas, actrices, escritoras, periodistas… en esta tierra castellana han nacido mujeres que han marcado un hito en su tiempo, desde la reina Ana de Austria hasta la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría

LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN

En un día como el de hoy, en el que se pone el acento sobre la igualdad entre hombres y mujeres, no podíamos dejar de lado a aquellas mujeres vallisoletanas que han destacado en sus ámbitos y profesiones; desde la reina Ana de Austria, que llegó a ser regente de la corona francesa, hasta Soraya Sáenz de Santamaría, la española que más alto ha llegado en el gobierno central.

Pero además, no podemos olvidar a Beatriz Bernal, la primera mujer que escribió un libro en España, la pintora naturalista Marcelina Poncela, la escritora Rosa Chacel o las actrices Lola Herrera y Concha Velasco. Todas ellas tienen en común que nacieron en Valladolid aunque, en algunos de los casos, esta tierra no ha sabido recordarlas como se merecen. Si crees que alguna otra vallisoletana debería estar incluida en esta lista no dudes en mencionarla en los comentarios de esta noticia.

Beatriz Bernal (siglo XVI)

Aunque no existen muchos datos de la vida de esta vallisoletana, hay quien la considera la primera escritora mujer de la que se tiene constancia que escribió una novela: Don Cristalián de España (1545). Ciertamente no es una escritora muy conocida, ni siquiera cuenta con una calle en la capital que la vio nacer y donde vivió con sus dos maridos: primero con el escribano Cristobal de Luzón y, tras fallecer este, con el bachiller y relator de la Real Audiencia Juan Torres de Gatos. Según recoge la web escritoras.com. en la primera edición de Don Cristalián de España, la novela de caballerías se atribuye a una «señora natural de la noble y mas leal villa de Valladolid», pero en la reedición de 1587 la portada ya incluye «por doña Beatriz Bernal, natural de la muy noble villa de Valladolid». Su muerte se sitúa en torno a 1584 y, los estudiosos de su obra consideran que está enterrada en la iglesia de San Pablo.

Jerónima de Burgos (1580-1641)

Como ocurre con muchas mujeres a lo largo de los tiempos, su nombre ha trascendido más por sus relaciones amorosas que por sus propios méritos profesionales. En este caso, Jerónima de Burgos ha pasado a la historia por ser la amante del dramaturgo Lope de Vega, tan prolífico en obras teatrales como en conquistas. Esta vallisoletana fue actriz y directora teatral, se le considera una de las actrices más conocidas del Siglo de Oro y representó varios personajes de los escritos de Lope de Vega, como el de Nise de La dama boba. Estuvo casada con el actor y autor de comedias Pedro Valdés, con quien compartió su pasión por el teatro.

Jerónima de Burgos falleció viuda y enferma el 27 de marzo de 1641. Fue enterrada, como muchos actores de la época, en la parroquia de San Sebastián de Madrid.

Ana de Austria (1601-1666)

El novelista francés Alejandro Dumas se inspiró en la reina Ana para uno de los personajes más relevantes de Los tres mosqueteros. Salvar a la monarca de las intrigas del cardenal Richelieu, salvaguardando en muchos casos su honor, suponía una de las principales aventuras de D'Artagnan, Athos, Porthos y Aramis. Con su lema Uno para todos, y todos para uno, los cuatro amigos se veían inmersos en peleas, huidas y peligros para evitar que el rey Luis XIII conociera los supuestos amoríos de su mujer y George Villiers, I duque de Buckingham. Esa reina, esposa del monarca francés, hija de los reyes Felipe III de España y Margarita de Austria-Estiria, que llegó a ser regente de Francia, fue Ana María Mauricia de Austria y Austria, conocida como Ana de Austria, y la primera vallisoletana de esta lista. Nació el 22 de septiembre de 1601 en la capital vallisoletana y se casó en Burgos con el monarca francés a la vez que la hermana de este (Isabel de Borbón) lo hacía con el hermano de la vallisoletana, que sería el futuro Felipe IV. Ambas novias fueron intercambiadas (se casaron por poderes sin la presencia de sus esposos), y la española viajó a Francia, donde vivió hasta su muerte en 1666. Falleció a los 64 años de un cáncer de mama, uno de los primeros que se conocen en la historia.

En Valladolid también es famosa otra reina con el mismo nombre, en este caso nació en Cigales en 1549 y fue reina consorte de España y Portugal tras casarse con su tío Felipe II. Murió en Talavera la Real (Badajoz) ocho meses de una gripe epidémica después del parto de su hija pequeña, cuando estaba nuevamente embarazada. En la localidad vallisoletana, el colegio lleva el nombre de Ana de Austria, cuyas entrañas permanecen enterradas bajo el suelo del coro del monasterio pacense de Santa Ana.

Nicolasa Centeno (¿1800-?)

La historia se ha mostrado excesivamente parca con esta vallisoletana. Aunque tal vez su trabajo tenga mucho que ver con este desmedido anonimato que rodea la figura de Nicolasa Centeno. Poco se sabe de su vida más que se trataba de una heroína vallisoletana de la Guerra de la Independencia, que actuaba de espía mientras era amante del general Dufresse, al mando de las tropas francesa cuando Valladolid sufrió la ocupación de los de Napoleón allá por 1813.

Marcelina Poncela Ontoria (1867-1917)

Esta vallisoletana está considerada como una de las más destacadas pintoras naturalistas españolas. Fue esposa del periodista Enrique Jardiel Agustín y madre del comediógrafo Enrique Jardiel Poncela. Fue discípula en la Escuela de Bellas Artes de Valladolid, de José Martí y Monsó y compaginó sus estudios artísticos con los de Magisterio, pues fue también maestra nacional. Necesito el permiso especial del rey para matricularse en la Escuela Especial de Pintura, Escultura y Grabado.

Participó en todas las exposiciones nacionales celebradas entre 1892 y 1915, obteniendo menciones de honor en 1892, 1895 y 1899, Tercera Medalla en 1901 y Segunda Medalla en 1912. Acudió también a las Bienales del Círculo de Bellas Artes y a la Exposición Internacional de 1892, donde obtuvo una mención.

En los últimos tiempos se está intentando reivindicar su figura y su obra, ya que se considera una de las muchas pintoras olvidadas que trabajaron a finales del siglo XIX e inicios del XX.

Rosa Chacel (1898-1994)

Aunque desde los diez años vivió en Madrid, Rosa Chacel nació en Valladolid el 3 de junio de 1898. Sobrina nieta de Zorrilla, esta vallisoletana es nuestro escritora más reconocida. Ha recibido el Premio Nacional de la Crítica en 1976 por Barrio de maravillas, el Premio Nacional de las Letras (1987), el Premio Castilla y León de las Letras (1990) y la Medalla de Oro al mérito en las Bllas Artes (1993). Fue una de las mujeres que formaron parte de la Generación del 27, junto con Concha-Méndez Cuesta, María Teresa León o María Zambrano (a las que llamaban las sin sombrero).

Publicó ocho novelas, cinco cuentos, tres libros de poesía, tres biografías, cuatro diarios y seis ensayos; y vivió en Valladolid, Madrid, Barcelona, Roma, Berlín, París, Buenos Aires, Nueva York, Grecia y Brasil.

Rosa Chacel contrajo matrimonio en 1921 con el pintor Timoteo Pérez Rubio (responsable de que se evacuaran los cuadros del Museo del Prado durante la Guerra Civil,), con quien tuvo a su único hijo, Carlos.

Murió en Madrid, el 27 de julio de 1994 y está enterrada en el Panteón de Personas Ilustres del Cementerio El Carmen de Valladolid.

María Luisa Ponte (1918-1996)

El 21 de junio de 1918 nacía en Medina de Rioseco (en plena gira teatral de sus padres, los actores Enrique Ponte y Haydée Mancini Puggi) una de las actrices más reconocidas de este país: María Luisa Ponte. Con nueve meses se subió por primera vez a un escenario, y comenzó su carrera teatral en la compañía artística de su padre.

Participó en decenas de obras de teatro, en 63 películas (como El pisito, La ciudad no es para mí, La colmena, El viaje a ninguna parte o El verdugo) y en 32 series de televisión (entre las que destacan Fortunata y Jacinta, Farmacia de guardia y La Regenta).

Mantuvo su actividad profesional hasta poco antes de su muerte en 1996, recibiendo el premio Goya por su última película (Canción de cuna).

María Teresa Íñigo de Toro (1929-1998)

En la calle Morena de Valladolid, un colegio público lleva el nombre de María Teresa Íñigo de Toro como homenaje a la primera vallisoletana que dirigió una emisora de radio en Valladolid. Estudió Magisterio y Filosofía y Letras en la Universidad de Valladolid, pero antes de poder ejercer estas profesiones conoció el mundo de la radio, del que ya no quiso separarse. Primero como locutora de La Voz de Valladolid desde 1953, y después desde la dirección de la emisora. En 1961 recibió un Premio Ondas y pasó a dirigir, también en Valladolid, Radio Cadena Española.

Compaginó su labor en la radio con el mundo de la política. Fue concejal y teniente de alcalde del Ayuntamiento de la ciudad, diputada provincial y presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Valladolid. También se dedicó a la literatura, publicando obras como Cartas a un amigo o Buenas noches y fue elegida académica de la Real Academia de Bellas Artes en 1982. Ese mismo año tuvo el honor de ser pregonera de la Semana Santa de Valladolid. Fue distinguida con la encomienda de la Orden de Isabel la Católica.

Lola Herrera (1935)

Junto con Concha Velasco, Lola Herrera es la actriz que más se vincula a estas tierras castellanas. Nació el 30 de junio de 1935 en el barrio de Las Delicias y está considerada una de las grandes damas de la escena española por la crítica y el público así como una de las más grandes actrices de teatro de la última mitad del siglo XX.

Comenzó en el mundo de la música y en el teatro, un arte este último al que siempre ha estado más vinculada. Ha participado en cuarenta obras de teatro, catorce películas y cuarenta series de televisión.

Lola Herrera ha recibido entre otros premios, el Premio Max de las artes escénicas por Solas en 2006, Fotogramas de Plata en 2005 y 2006 por Cinco horas con Mario y Solas respectivamente, y una nominación más por Seis clases de baile en seis semanas, y el Premio Ercilla de Teatro (2005) a toda una vida dedicada al teatro.

Concha Velasco (1939)

Fue elegida por los lectores de este diario el pasado año como uno de los personajes más vallisoletanos junto con Miguel Delibes y Zorrilla. Concha Velasco nació el 29 de noviembre de 1939 en Valladolid. Al igual que Lola Herrera, que empezó en el mundo de la música, la que en un inicio fue Conchita Velasco se estrenó como bailarina en el Cuerpo de Baile de la Ópera de La Coruña y en la compañía de Manolo Caracol como bailaora flamenca. Posteriormente debutó como vicetiple en la de Celia Gámez.

A los quince años comenzó su carrera cinematográfica en la película La reina mora. Desde entonces ha participado en ochenta películas, 31 obras de teatro y 31 series de televisión. Ha editado además once discos, siendo La chica ye-yé (1965) una de sus canciones más conocidas y versionadas.

Entre sus innumerables premios destacan el Goya de Honor en 2012, ocho Fotogramas de Plata como Mejor Actriz de Teatro, tres galardones de la Unión de Actores, el IX Premio Valle-Inclán, la Espiga de Honor de la Seminci en 2013 y la Espiga de Oro a la Mejor Actriz en 1985, el Premio Nacional de Teatro 2016 y la Dama Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio en 2016.

Helena Bianco (1948)

Tal vez por Elena Vázquez Minguela, el nombre con la que se la registró tras su nacimiento el 6 de enero de 1948 en Valladolid, nadie la reconozca. Helena Bianco, su nombre artístico, fue una de las cantantes más populares de finales de la década de los setenta. Con solo 16 años comenzó en el grupo Los Mismos, que cada año lograba colocar en lo más alto lo que desde entonces empezó a conocerse como la canción del verano. El Puente, Voy a pintar las paredes con tu nombre y Ata una cinta alrededor del viejo roble son alguos de los temas más conocidos.

Desde finales de 2009 colabora en el programa de Telecinco ¡Qué tiempo tan feliz! junto a María Teresa Campos.

Juncal Rivero (1966)

En 1985, una vallisoletana llegaría a lo más alto en el concurso internacional Miss Europa tras haber ganado un año antes el galardón que le acreditaba como la más guapa de España. Juncal Rivero, que ha desfilado en las pasarelas más prestigiosas de París y Nueva York, es una de las modelos y presentadoras más vinculadas con la capital vallisoletana. Ha hecho sus pinitos en el mundo de la televisión, en series como Segunda enseñanza, El súper o La casa de los líos. La película Bomba de relojería también contó con la modelo pucelana entre su reparto.

María Jesús San Segundo (1958-2010)

El 25 de marzo de 1958 nacía en Medina del Campo María Jesús San Segundo Gómez de Cadiñanos. Esta política española, licenciada en Ciencias Económicas, fue nombrada ministra de Educación y Ciencia tras las elecciones generales de 2004 y con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente.

Durante esta etapa centró su labor en dos grandes reformas educativas, la Ley Orgánica de Educación (LOE), aprobada en el Congreso de los Diputados el 6 de abril de 2006, y la modificación parcial de la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

Tras su salida del Gobierno de España, fue nombrada Embajadora-Representante Permanente de España ante la Unesco, cargo político que desempeñó hasta el 16 de noviembre de 2010.

Pocos días después fallecía en Madrid con tan solo 52 años.

Miriam Blasco (1963)

La primera deportista española en conseguir una medalla en los Juegos Olímpicos de Verano y la primera en ser campeona olímpica, al lograr el oro en Barcelona 1992, también ha nacido en Valladolid. Se trata de Miriam Blasco, que nació el 12 de diciembre de 1963 y que se inició desde niña en la práctica del judo, disciplina olímpica en la que lograría todas las metas posibles en la categoría de 56 kilogramos, como las dos medallas en el Campeonato Mundial de Yudo en los años 1989 y 1991, y las cinco en el Campeonato Europeo de Yudo entre 1988 y 1994.

Tras abandonar su carrera deportiva, ha sido senadora del Partido Popular por Alicante, vocal de la Comisión de la Mujer del Comité Olímpico Español y presidenta de la Comisión especial sobre la situación de los deportistas al finalizar su carrera deportiva. En el año 2007 fue galardonada con el Premio Castilla y León del Deporte.

Valladolid ha homenajeado a esta gran deportista bautizando con su nombre a un polideportivo municipal.

Isabel García Tejerina (1968)

Otra política vallisoletana destacada que ha logrado ser la titular de una cartera ministerial, en este caso la de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y en dos gobiernos de Mariano Rajoy. En el segundo, además, se le añadieron a su cartera las competencias de Pesca.

Isabel García Tejerina estudió en el Colegio La Enseñanza de Valladolid, es ingeniera agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid y licenciada en Derecho por la Universidad de Valladolid. Fue asesora ejecutiva de los gabinetes de los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación Loyola de Palacio, Jesús Posada y Miguel Arias. En 2000 fue nombrada secretaria general de Agricultura y, a partir de 2004, pasó al sector privado como directora de Planificación Estratégica de la empresa Fertiberia y consejera de la compañía mercantil argelina de fertilizantes Fertial S.P.A.

Es una gran apasionada del deporte y en muchas ocasiones se la puede ver en Valladolid participando en carreras y maratones apoyando distintas causas solidarias.

Soraya Sáenz de Santamaría (1971)

Es la mujer española que más poder ha alcanzado en la cúpula del Gobierno central. Soraya Sáenz de Santamaría nació en la capital vallisoletana un 10 de junio y se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid. En su juventud ya despuntaba por su tesón e inteligencia, obteniendo el Premio Extraordinario Fin de Carrera por la misma Universidad y el Premio al mejor expediente académico.

Desde el 4 de noviembre de 2016 es vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales del Gobierno de España presidido por Mariano Rajoy.

En la anterior legislatura ocupó la vicepresidencia, el Ministerio de la presidencia y la portavocía del gobierno; esta última competencia pasó a Íñigo Méndez de Vigo en la formación del gobierno de la actual legislatura tal vez para que se centre en el gran reto encomendado de gestionar el desafío soberanista.

Es la mano derecha del presidente, al que siempre le ha guardado lealtad y compromiso.

Mayte Martínez (1976)

Otra deportista destacada que ha nacido en tierras vallisoletanas es Mayte Martínez. Especialista en los 800 metros, está considerada como una de las mejores atletas españolas de la historia. Ha sido 17 veces campeona de España absoluta, 9 veces al aire libre (2000-2001-2002-2004-2005-2006-2007-2009-2010) y otras 8 en pista cubierta.

También es la vigente plusmarquista nacional de 800 metros y 1.000 metros en pista cubierta y de 1000 metros al aire libre. Ha conseguido relevantes resultados en la prueba de 800 metros en competiciones internacionales al aire libre, destacando dos subcampeonatos de Europa y os medallas de bronce en Campeonatos del Mundo. Ha sido internacional 37 veces.

Fue galardonada con Premio Nacional del Deporte a la mejor deportista del año 2007, y obtuvo la Medalla de Plata de la Real Orden del Mérito Deportivo en el año 2008.

Se retiró en el 2012 y, en la actualidad, es concejala del Partido Popular en el Ayuntamiento de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos