Reggaetón y trap, de la música a tu armario

Reggaetón y trap, de la música a tu armario

Bad Bunny, J. Balvin o Maluma son algunos de los referentes más destacados de la moda urbana

RUBÉN SÁEZ

Como ya ocurrió con el rock, el country o el rap, el reggaetón y el trap han sobrepasado los límites de la música y se han instalado en los armarios de una generación con un estilo que combina lo 'vintage', la ropa deportiva y las grandes marcas, en una oda al mundo urbano.

Al contrario de lo que ocurría en los años ochenta, cuando las firmas se echaban a temblar al asociarse con según que artistas y según que géneros, ahora las marcas quieren adueñarse y ser una referencia de la estética urbana. Están interesadas en que reggaetoneros y traperos vistan sus diseños por los escenarios de todo mundo y los propaguen como una epidemia por sus redes sociales.

Benito Antonio Martínez Ocasio, más conocido como Bad Bunny, se ha convertido en un ídolo de masas, que convierte en oro todo lo que toca. Con más de 19 millones de seguidores en Instagram y un estilo único y arriesgado, llena sus armarios con una colección de grandes marcas y reconocibles logotipos: trajes Balenciaga, prendas Gucci o Supreme y un sinfín de zapatillas deportivas, que combina con un interminable muestrario de gafas y una impecable manicura. Un icono que contagia a través de temas como 'Amorfoda', 'Soy peor' o 'Callaita'.

En uno de sus últimos trabajos comparte pantalla con uno de sus máximos competidores por el 'look' más excéntrico, J. Balvin. Es esta ocasión, embriagados por la moda de las 'face mask', mascarillas de toda la vida, aparecen cubiertos por este complemento, íntimamente ligado al mundo urbano y la cultura del grafiti. En este mismo videoclip, Bad Bunny y J. Balvin comparten pantalones: el modelo Gonchango de la marca coreana 99%is (99 percentis). Unos pantalones hechos de nailon con gomas por todas partes, que se inspiran en los orígenes del diseñador cuando customizaba su propia ropa.

J. Balvin está directamente relacionado con el mundo de la moda, hasta el punto de que ha creado su propia firma, Vibras J Balvin X GEF. Además ha sido seleccionado como embajador de la Semana de la Moda de Nueva York y de la marca Channel a nivel mundial.

Pero cuando se habla de la influencia del reggaeton y el trap en la moda, es imposible no nombrar a Maluma. Todo lo que hace, todo lo que canta y todo lo que representa se convierte en noticia. El colombiano es otro de los más atrevidos con su estilo. Pelo largo, barba, un degradado o tintes de diferentes colores. Lo ha probado casi todo. En su colaboración con Madonna se les pudo ver con prendas diseñadas por Palomo Spain.

No obstante, esta moda no es solo cosa de hombres, Bad Gyal, Rosalía, Karol G o Cardi B apuestan por los abrigos de pelo, los pantalones de chándal y las grandes marcas. Bad Gyal, en el videoclip de 'Jacaranda', lleva un chaleco con la doble G de Gucci que perfectamente podían haber lucido los raperos de los ochenta. Cardi B es una de las máximas exponentes de marcas como Moschino, Dolce&Gabbana, Carolina Herrera o Christian Siriano. Karol G saltó al escenario de los MTV Miaw con un vestido Balenciaga que parecía estar hecho de periódicos.

El reggaetón está pisando fuerte y entra en los armarios de miles de personas respaldado por las grandes marcas y el afán del público por vestir el estilo de sus ídolos.