Tres asociaciones científicas se unen para luchar contra las bacterias ultrarresistentes

Bacterias/Fotolia
Bacterias / Fotolia

Los médicos reclaman que «a pesar del impacto clínico y económico y de las carencias existentes, las infecciones por bacterias multirresistentes no preocupan a la sociedad ni son tema prioritario»

DOMENICO CHIAPPEMadrid

Las infecciones por bacterias ultrarresistentes son, en la actualidad, uno de los mayores problemas sanitarios de España, a juicio de tres sociedades médicas que han impulsado nuevas acciones contra las resistencias bacterianas. La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) aseguran que la gran cantidad de antibióticos consumidos por los españoles no tiene «razón epidemiológica que lo justifique».

A nivel europeo, España está entre los primeros países en infecciones por bacterias resistentes a los antimicrobianos en humanos y de venta de antibióticos para consumo animal. Dos factores que favorecen el desarrollo y la diseminación de las bacterias multirresistentes. Además de alertar de esta «grave problemática de salud pública», los científicos agrupados en estas asociaciones proponen fomentar equipos multidisciplinares de control de infección, junto a programas para el diagnóstico precoz y para la optimización de antibióticos, desde la atención primaria hasta los hospitales, que son los principales focos de infección.

«Es urgente la financiación e implicación de la Administración para poner en práctica las medidas efectivas de prevención de patologías infecciosas», mantiene el documento 'Acciones y medidas para combatir las resistencias bacterianas en España'. «Es fundamental disponer de sistemas de información transparentes, con los indicadores básicos comunes y en tiempo real, que permitan conocer la situación actualizada, los avances que se produzcan y la comparación para mejorar».

Los científicos reclaman que «a pesar del impacto clínico y económico y de las carencias existentes, las infecciones por bacterias multirresistentes no preocupan a la sociedad ni son tema prioritario».

 

Fotos

Vídeos