Unas partidas de carne afectada por listeria llegaron a Madrid y Extremadura

Una bacteria Listeria vista al microscopio. / Archivo

Facua ha solicitado al Ministerio de Sanidad que decrete la alerta sanitaria a nivel nacional

AGENCIASSevilla

Unas «pequeñas partidas» de la carne afectada por la bacteria listeria moncytogenes salieron de Andalucía y fueron distribuidas a las comunidades de Madrid y Extremadura, pero hasta la fecha no hay casos identificados en esas autonomías, a las que se les ha informado de esta situación.

Según han informado fuentes del Ministerio de Sanidad, en la lista de distribución del fabricante figuraba un tercer envío a Cataluña, que no obstante no llegó a esta comunidad autónoma.

Las mismas fuentes han hecho hincapié en que toda la carne, que fue distribuida en su mayoría en Andalucía, ha sido retirada del mercado.

A día de hoy, un total de 56 personas están hospitalizadas por el brote de listeriosis detectado en Andalucía, del que la Junta de Andalucía espera que aún se puedan producir más casos en los próximos días, pues la sintomatología de esta enfermedad puede tardar más de cuatro semanas en aparecer.

De estos hospitalizados, 43 lo están en media docena de hospitales sevillanos, la mayoría de ellos en el Virgen del Rocío, donde quince embarazadas están siendo monitorizadas, pues se trata de un grupo de riesgo. En hospitales de Huelva están ingresados cinco enfermos más, otros cinco en Cádiz; dos en Málaga y uno en Granada.

El brote de listerioris ha sido localizado en lotes de carne mechada de la marca «La Mechá», fabricada por la firma Magrudis, de Sevilla, y del que se decretó una alerta sanitaria el 15 de agosto.

La asociación de consumidores Facua ha solicitado al Ministerio de Sanidad que decrete la alerta sanitaria a nivel nacional a causa de este brote de listeriosis. Rubén Sánchez, portavoz de Facua, ha pedido en una rueda de prensa la «aplicación inmediata» del artículo 26 de la ley de Seguridad Alimentaria, ya que existe la posibilidad de contagio en familias procedentes de otras comunidades que hubieran ingerido la carne afectada mientras hacían turismo por Andalucía en los últimos meses.

La petición se ha llevado a cabo a raíz del caso de una familia sevillana que se encontraba en Gijón de vacaciones, en la que una mujer afectada por la bacteria que presentó los síntomas una vez fuera de Sevilla ha dado a luz de forma prematura a las 33 semanas de gestación.

Sánchez también ha calificado de «temeridad» tanto que la Consejería de Salud hablara de riesgo controlado y de que el producto ya estaba retirado, así como que el consejero valorara la actitud de colaboración de la empresa.

Según Facua, solo los que operan en grandes superficies retiraron el producto, no así los pequeños establecimientos ni el sector de la hostelería, a quienes no se notificó la alerta.

El portavoz ha asegurado que han recibido más de 200 quejas de afectados en su plataforma electrónica, aunque a día de hoy no conocen con exactitud el porcentaje de damnificados reales debido a que los síntomas pueden aparecer hasta dos meses después de consumido el producto afectado.