Programa del 12 de abril, viernes de Dolores

Iglesia de San Lorenzo en Valladolid./Henar Sastre
Iglesia de San Lorenzo en Valladolid. / Henar Sastre

Ejercicio del Vía Crucis de la cofradía del Santo Entierro y Vía Crucis de la exaltación de la Santa Cruz y Nuestra Señora de los Dolores

El Norte
EL NORTEValladolid

A las ocho y media de la noche, partirá de la Iglesia Conventual del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana la Procesión del Ejercicio del Vía Crucis de la Cofradía del Santo Entierro, portando a hombros el paso Cristo Crucificado (Anónimo, primer cuarto del siglo XVII)

Recorrido: Plaza de Santa Ana, San Lorenzo y Pedro Niño hasta la Iglesia Parroquial de San Lorenzo Mártir, en cuyo interior se iniciará el Ejercicio del Vía Crucis.

Finalizada la XIII estación y tras el canto de la Salve Popular a Nuestra Señora de San Lorenzo, patrona de Valladolid, la cofradía partirá con su imagen titular, Cristo Yacente (Gregorio Fernández, obra taller, 1631-1636), portada a hombros, hasta la Plaza de Santa Ana, en donde, a la puerta de la Iglesia Conventual del Real Monasterio de San Joaquín y Santa Ana, se rezará la XIV estación, dando por finalizada la procesión.

Recorrido: Pedro Niño, San Lorenzo y Plaza de Santa Ana.

A las diez de la noche partirá de la Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. del Carmen (Delicias), la Cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz y Ntra. Sra. de los Dolores con los «pasos», portados a hombros, «Santísimo Cristo de la Buena Muerte» (Anónimo Vallisoletano, finales del siglo XVI) y «Nuestra Señora de los Dolores» (Taller Vallisoletano, h. 1600).

Recorrido: Plaza de Ntra. Sra. del Carmen, Avda. de Segovia, Paseo San Vicente, Canterac, pasando por la Iglesia del Dulce Nombre de María, Mariano José de Larra, Villanueva y Avda. de Segovia hasta la Iglesia de Ntra. Sra. del Carmen, donde finalizará la procesión con el canto de la Salve Popular a Nuestra Madre.

El ejercicio del Vía Crucis comenzará y finalizará en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen con el rezo de la I y XIV estación; el resto se rezarán a lo largo del recorrido.