Las previsiones despejan el camino para la Procesión General de Valladolid

Un cofrade de La Preciosísima Sangre se lamenta por la suspensión de la procesión de Penitencia y Caridad en la tarde de ayer./Alberto Mingueza
Un cofrade de La Preciosísima Sangre se lamenta por la suspensión de la procesión de Penitencia y Caridad en la tarde de ayer. / Alberto Mingueza

Representantes de Vietnam, India o Indonesia asistirán a los actos centrales del Viernes Santo en la Plaza Mayor

J. Sanz
J. SANZValladolid

Las previsiones meteorológicas cambiaron ayer de manera notable el escenario, bastante negro, que dibujaban para la jornada del Viernes Santo y parece despejar el camino, sobre todo, para la celebración de la Procesión General a partir de las siete y media de la tarde, cuando el riesgo de precipitaciones es prácticamente nulo, y puede que también para el Sermón de las Siete Palabras en la Plaza Mayor, aunque la incertidumbre en cuanto a que se produzca alguna llovizna en torno al mediodía es algo mayor. Lo que sí parece claro es que la borrasca, que ayer sí aguó las procesiones de la tarde, girará hacia el sureste de la península a media tarde y todo apunta a que la capital podrá recuperar el desfile de la Sagrada Pasión del Redentor –el año pasado se suspendió por la lluvia–, que congrega a las veinte cofradías en torno a 33 pasos a partir de las 19:30 horas.

El arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, será el encargado de pronunciar el Sermón al mediodía

La mañana del Viernes Santo arrancará con el tradicional Pregón de las Siete Palabras, que el pregonero recogerá a las 8:30 horas de manos del cardenal arzobispo, Ricardo Blázquez, para después recorrer la ciudad a caballo anunciando el Sermón que, a partir de las 12:00, y en la Plaza Mayor (o a cubierto en la Catedral), pronunciará el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro. Las previsiones apuntan a que el riesgo de lluvia a esa hora es mínimo, aunque sí se esperan cuatro gotas a partir de las 13:00 horas.

Testigos de excepción de lo que ocurra serán, en esta ocasión, una nutrida representación de embajadores de países de medio mundo, desde Vietnam a Nueva Zelanda o India, que serán recibidos en el Ayuntamiento por el alcalde, Óscar Puente, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, la vallisoletana Reyes Maroto, para después asistir al Sermón y, ya por la tarde, a la Procesión General. Allí estarán los embajadores de Guinea-Bissau (Paulo da Silva), Vietnam (Dung NgoTien), Bélgica (Marc Andries M. Calcoen), Moldavia (Violeta Agrici), Indonesia (Hermono Hermono), Nueva Zelanda (Nigel Donald Fyfe), India (Sanjav Verma) y Turquía (Cihad Erginay), así como la ministra consejera de la embajada de Noruega (Torunn Viste) y el nuncio apostólico encargado de Negocios (Mivhael F. Crotty).

Cielos cubiertos

Los cielos se mantendrán cubiertos por la tarde, con algún riesgo de lloviznas entre las cinco y las siete, pero este riesgo prácticamente desaparece –la Agencia Estatal de Meteorología lo sitúa en el 5%– a partir de las siete, media hora antes del inicio de la Procesión General. Tiempo más o menos suficiente, en principio, para realizar los preparativos de las tallas de cara al inicio del desfile a partir de las 19:30 horas. Las previsiones apuntan a que no lloverá ni entonces ni en la posterior madrugada, y tampoco el sábado siguiente. Solo se esperan rachas de viento significativas, pero sin alertas activadas, a lo largo de toda la jornada de hoy y temperaturas suaves que solo caerán a los diez grados en la madrugada del viernes al sábado.