Julio de las Heras: «La Semana Santa de Rioseco es un delicado equilibrio entre fuerzas»

Julio de las Heras posa en el claustro de San Francisco de la localidad riosecana antes del inicio de la Semana Santa./M. G. Marbán
Julio de las Heras posa en el claustro de San Francisco de la localidad riosecana antes del inicio de la Semana Santa. / M. G. Marbán

El presidente de la Junta de Cofradías de la Ciudad de los Almirantes manifiesta su satisfacción por el crecimiento en el número de cofrades que experimenta cada año la festividad

MIGUEL G. MARBÁN Medina de Rioseco

El riosecano Julio de las Heras se dispone a vivir su tercera Semana Santa como presidente de la Junta de Cofradías de la Ciudad de los Almirantes con su deseo de que la centenaria tradición siga siendo «un delicado equilibrio entre nuestras fuerzas centrípetas, que buscan la introspección, el recogimiento y la mirada interior, y las centrífugas, que tienden a la exaltación, a la barroca manifestación de nuestras creencias y al alarde público de nuestra  fe».

¿Qué destacaría de la Semana Santa de 2018?

–En principio nada diferente de otros años, ya que nuestra Semana Santa es el pasado hecho presente y recreado como proyecto de futuro. 

–¿Qué puede decir de la pregonera, la ministra de Agricultura?

–De manera muy especial quisiera reseñar la excelente disposición que ha mostrado desde el primer momento para estar hoy en Rioseco. Cuando se tienen las obligaciones que impone un cargo ministerial, no es fácil comprometer su presencia para un acto no oficial con meses de antelación y máxime cuando se es el actor principal. Nuestro agradecimiento es inmenso. Sin ir más lejos, esta semana ha estado en Brasil, y compaginando a su regreso una agenda cargada de compromisos, hoy estará con nosotros. 

–La Semana Santa riosecana sigue creciendo, ya supera los 4.000 cofrades.

–Es muy satisfactorio que el número de cofrades crezca cada año. En cuatro años hemos pasado de 3.583 a los 4.040 que hemos censado en la presente Semana Santa, pero lo que de verdad importa es que crezca en la misma medida el compromiso por celebrar y preservar año tras año lo que para nosotros constituyen nuestras señas de identidad, y, afortunadamente, podemos decir que también progresa. 

–Este año la Pasión riosecana estrena logotipo. ¿Cuál es el objetivo?

–La incoación del expediente para declarar la identidad, tradición y ritos de la Semana Santa en Medina de Rioseco como Bien de Interés Cultural de carácter inmaterial  ha sido un momento muy importante en nuestra Semana Santa. El objetivo del nuevo logotipo es acoger bajo su identidad todos los esfuerzos organizativos, culturales, de investigación, documentación y archivo,  que tenemos que hacer para preservar nuestro legado; en definitiva, crear una imagen de marca que acoja a todas las entidades y asociaciones de Medina de Rioseco y que facilite un soporte económico para conseguirlo. 

–¿Cómo lo describiría?

–El nuevo logo recoge y da cuerpo a dos ideas que pide la Junta de Semana Santa a Rocío Martín, su diseñadora; por un lado el monumento al cofrade de Ángel Martín, donde el padre y el hijo son el resumen de la continuidad de quinientos años de vida procesional, y el texto 'Semana Santa en Rioseco', que expresa en ese 'en' la necesidad de estar en Rioseco para poder participar y vivir nuestra Semana Santa. Creo que la imagen final responde con creces a las expectativas y planteamientos expresados a la diseñadora, a la que nuevamente felicito.

–Además, la revista que edita la Junta de Semana Santa también ha cambiado su diseño. ¿Qué se busca?

–Queríamos adaptarnos a las nuevas formas de expresión gráfica porque la revista prácticamente no había cambiado durante los treinta años de su segunda época. Los artículos se han identificado con ocho apartados para favorecer la identificación, las fotografías superan los márgenes de la sangría para dar mayor visibilidad y ha cambiado la tipografía para que los textos se ofrezcan al lector con mayor nitidez.

–Ya se ha anunciado el cambio de sede. ¿Dónde se trasladarán y por qué?

–La razón del cambio es que la sede actual carece del espacio necesario para desarrollar esas tareas de documentación y archivo que antes mencionaba. Nos trasladamos de una calle emblemática a la calle de las calles: la Rúa Mayor, por lo que, si cabe, el emplazamiento mejora.

–¿Qué les diría a los cofrades para mejorar las procesiones?

–Cuando hace 20 años tuve el honor de ser pregonero, ya decía que nuestra Semana Santa es un delicado equilibrio entre nuestras fuerzas centrípetas, que buscan la introspección, el recogimiento y la mirada interior, y las centrífugas, que tienden a la exaltación, a la barroca manifestación de nuestras creencias y al alarde público de nuestra fe. Mi petición, no solo para este año sino para todos, es que mantengamos ese equilibrio y que, sin invertir el orden, la parte introspectiva preceda a la festiva.

–¿Un deseo para la Semana Santa que comienza? 

–Que el tiempo nos acompañe y que todos podamos disfrutar de estos días tan esperados durante todo el año.

 

Fotos

Vídeos