El Vía Crucis de la Misericordia se resguarda en la Compañía

La cruz se dirige hacia una de las estaciones durante el Vía Crucis./Marta Moras
La cruz se dirige hacia una de las estaciones durante el Vía Crucis. / Marta Moras

La amenaza de lluvia deja en el aire la celebración de los grandes desfiles

José María Díaz
JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Los pronósticos meteorológicos rara vez se equivocan ya, por lo que los hermanos de la Misericordia albergaban pocas esperanzas de poder sacar en procesión a su Cristo, al que, en esta ocasión, 55 años después habían colocado sobre andas para portarlo a hombros. Mientras, su Virgen del Perdón, descansaba sobre la carroza tradicionalmente reservada al crucificado.

El buen tiempo de prácticamente toda la jornada no hacía presagiar que fueran a llegar las anunciada lluvias, pero solo un rato antes de la hora fijada para el comienzo de la procesión, comenzó a descargar y todo se aceleró ya. El anuncio de la suspensión llegó pronto y aunque la intensidad de la lluvia era mínima en los ratillos que hacía acto de presencia, los hermanos de la Misericordia no se atrevieron a cambiar de parecer y mantuvieron la suspensión del desfile procesional, aunque no del Vía Crucis, que se celebró en una abarrotada iglesia de Nuestra Señora de la Calle (la Compañía, como se la conoce popularmente).

Distribuidos estratégicamente por el templo, representantes de las diferentes cofradías palentinas alzaban las catorce estaciones del Vía Crucis, mientras una pequeña comitiva formada por la Cruz y los velones iba recorriéndolas, entre los rezos de los fieles palentinos.

Pero la amenaza de la lluvia no solo afectaba a las procesiones de ayer, sino también a las de hoy y de mañana, por lo que la inquietud se iba extendiendo por las sedes de todas las cofradías palentinas. Para la jornada de este Jueves Santo están previstas la procesión del Indulto, que los hermanos de la Misericordia, dan prácticamente por perdida, así como el gran desfile de la Oración en el Huerto, que el pasado año tampoco llegó a salir.