José Ignacio Foces pronuncia esta tarde el pregón de la Semana Santa de Medina de Rioseco

José Ignacio Foces pronuncia esta tarde el pregón de la Semana Santa de Medina de Rioseco

El nuevo equipo directivo ha puesto en marcha en dos meses una decena de proyectos que se inician hoy con la recepción del pregonero en el Casino

M. G. M. Medina de rioseco (valladolid)

Rioseco comenzará oficialmente esta tarde su célebre Semana Santa cuando, a partir de las 20:30 horas, el subdirector de El Norte de Castilla, José Ignacio Foces, pronuncie el pregón en la iglesia de Santa María. Momentos antes, las calles riosecanas se llenarán de los sonidos del Pardal y de los tapetanes, que, vistiendo túnicas negras y moradas, acompañarán a la Voz Pública que irá anunciando la celebración del pregón en un pasacalles que ya es tradicional. Más tarde, la Vara Mayor y los mayordomos de cada una de las cofradías recibirán en el Casino esto es una novedad al pregonero y lo acompañarán hasta la iglesia de Santa María.

Julio de las Heras es el presidente de la Junta de Semana Santa de Medina de Rioseco. A los dos meses de adquirir esta importante responsabilidad y a escasas horas de que arranque la Pasión de la Ciudad de los Almirantes, con la celebración esta tarde del pregón, este ingeniero naval hace balance de lo vivido hasta el momento.

Después de casi dos meses como presidente de la Junta de Semana Santa, ¿qué impresiones tiene?

Si miro a lo inmediato, con algo de agobio. Si veo lo hecho, con gran incredulidad. Hemos tomado el timón de un barco en el que ignorábamos casi todo, y además ya tenía el rumbo trazado y fijado el día de arribada. Creo que lo hemos gobernado adecuadamente, ya solo nos queda la maniobra de atraque.

¿Qué sensaciones tiene en estos momentos?

De gran expectación. Por un lado, ya se ha superado la premura de tiempo con la que hemos tenido que actuar y, por otro, tenemos la satisfacción de haber puesto todo nuestro empeño en la nueva responsabilidad. Esperamos con ilusión que el trabajo y dedicación empleados nos lleve al buen puerto previsto.

¿Cuál son las iniciativas que se deben a la nueva directiva?

En el aspecto formal, el traslado de la recepción del pregonero al Casino para dar más relevancia al acto inicial de nuestra Semana Santa, la ocultación de las señales de tráfico en las procesiones, la emisión de música sacra en la hora previa al paso de las procesiones por la Rúa, el acuerdo tomado en Junta ordinaria para agilizar la salida de los pasos, fundamentalmente los del jueves; el protocolo a aplicar en caso de lluvia, la recuperación de la escuela de tapetanes y alguna otra más.

¿Y las que tiene en el pensamiento como necesarias?

Para mí, el mayor objetivo es que todas las hermandades y cofradías de Rioseco consideren a la Junta como el elemento aglutinador que debe velar por el desarrollo del conjunto y no como el director o programador de la actividad.

Han marcado un protocolo de actuación para el caso de que llueva. ¿En qué consiste?

Las procesiones comienzan a las ocho de la tarde. En caso de que llueva, a las ocho menos cuarto habrá una primera reunión con los presidentes de las hermandades que salgan ese día para valorar la situación. Esta reunión se volverá a realizar a las ocho y cuarto y, nuevamente, a las ocho y media, hora límite en la que se decidirá si la procesión sale o no, en función de las previsiones que haya en ese momento.

¿Y si luego llueve?

Ese es el riesgo que tenemos que asumir, tanto si luego llueve como si deja de hacerlo. En el primer caso, y como ya ha sucedido, los pasos irían a las iglesias. Si dejara de llover después de la suspensión, el descontento sería muy grande pero tampoco es prudente alargar una espera incierta y volver a pasar por la desazón de otras ocasiones.

¿Cómo valora la responsabilidad adquirida?

Mi impresión previa, y que ha confirmado este tiempo, es que hay un exceso de personalización respecto a la figura del presidente. Uno no debería ser más que la parte más visible de un equipo inmediato, la junta directiva, y del resto de hermandades. Como antes decía, el trabajo se habrá hecho bien si al final todos nos sentimos concernidos por un proyecto común que vaya más allá del horizonte de nuestra hermandad o procesión.

¿Cómo se presenta la Semana Santa que arranca esta tarde con el pregonero?

Personalmente, como creo que será para el resto de mis compañeros de Junta, de una forma absolutamente novedosa, porque el campo de observación se ha ampliado y aunque todos sintamos la Semana Santa como miembros de nuestra hermandad, ahora tenemos una visión de conjunto de la que antes carecíamos.

¿Expectante ante el pregón?

Los riosecanos damos una gran importancia al pregón, porque es la puerta de entrada a la Semana Santa. Detrás de la puerta, ya conocemos lo que hay, pero la abrimos con mucha emoción y atentos a que esté bien encajada, los goznes engrasados, la manilla suave Reconozco que somos exigentes pero yo creo que hoy escucharemos a un magnífico ensamblador.

Esta tarde será su primera intervención en un pregón como presidente. ¿Alguna idea clara de lo que tiene que transmitir?

Por respeto a los asistentes no quiero anticipar mis breves palabras, pero entiendo que, en este acto, mi principal y casi único cometido es presentar al pregonero.

¿Qué procesiones va a presidir?

Mi intención es asistir a todas salvo a la del Jueves Santo, que lo haré como hermano, por lo que será presidida por el vicepresidente de la Junta.

¿Alguna vez, como cofrade, llegó a pensar que tendría esta responsabilidad de dirigir la Junta de Semana Santa?

En la vida. Yo accedí al encargo de presidente de mi hermandad, La Desnudez, hace año y medio. A partir de ahí, fundamentalmente porque los estatutos de la Junta estaban en un proceso de modificación, me incorporé al plenario y ante la posibilidad de que hubiera que nombrar una junta gestora, un grupo de hermandades dimos un paso al frente y creamos la candidatura.

¿Cree que es necesaria la declaración de Bien de Interés Cultural en la categoría inmaterial para la Semana Santa riosecana?

Me parece imprescindible y, por otra parte, creo que las características de nuestra Semana Santa responden plenamente a lo que se considera como carácter inmaterial. Rioseco es distinto porque son casi quinientos años de continuidad en la tradición y en las procesiones. Rioseco es distinto porque prácticamente el ochenta por ciento de nuestra población participa en la Semana Santa, y más allá del valor de nuestras tallas, que lo tienen, son nuestros usos y la implicación de todo un pueblo lo que convierte una festividad de carácter turístico internacional en un hecho sociológico de valor.

 

Fotos

Vídeos