La conexión de la variante SG-20 a la autopista AP-61 estará acabado en agosto

Obras que se desarrollan en el tramo de la SG-20 que conecta con la autopista a San Rafael. /A. de Torre
Obras que se desarrollan en el tramo de la SG-20 que conecta con la autopista a San Rafael. / A. de Torre

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, anticipa que la reapertura de los enlaces con la N-110 en Torrecaballeros y con la CL-601 a La Granja se producirá en junio

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La Subdelegación del Gobierno en Segovia ya ha fijado un plazo para la apertura del tramo occidental de la SG-20 que afecta a la conexión con el trazado de la autopista AP-61. Después de que a principios del mes pasado se reabriera el enlace en sentido San Rafael, el ritmo que han seguido las obras, adjudicadas a la empresa Azvi, permiten anunciar que la conclusión de los trabajos de este ramal del desdoblamiento de la variante será una realidad «en agosto».

Así lo ha avanzado la subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, quien ha añadido que la ejecución de la recta final de las obras que quedan por hacer en este trazado que va del kilómetro 8,4 al 15,5 de la carretera «se está desarrollando con normalidad». Esta fase definitiva va a traer consigo «diferentes alteraciones y modificaciones en el tráfico» que serán ocasionales, advierte la responsable de la Administración central en la provincia. Dichos cambios serán notificados con antelación para trata de minimizar las consecuencias y los posibles trastornos que causen a los conductores.

Esta buena previsión anticipada por Lirio Martín responde a la benigna meteorología que ha presidido el invierno segoviano, habitualmente mucho más hostil para la realización de este tipo de obras al aire libre. Así pues, esta parte de la conversión en autovía de la circunvalación de Segovia ha superado ya el 75% de ejecución.

Más lento

Más lento avanza el tramo oriental de la SG-20, es decir, el que abarca los 8,4 primeros kilómetros de la vía y de cuyas obras se encarga la empresa Dragados. Aún así, la Subdelegación baraja nuevos plazos para la reapertura de los enlaces hacia Torrecaballeros por la nacional N-110 y con la carretera CL-601 de acceso a La Granja. La máxima representante del Ejecutivo central en la provincia pronostica que estas conexiones quedarán disponibles a lo largo del mes de junio.

Lirio Martín ha revelado estos trabajos también van «a buen ritmo» después de las «complicaciones técnicas» que surgieron conforme las cuadrillas y las máquinas avanzaron en ejecución. Así, la adjudicataria de este tramo oriental ya ha colocado el pilar del viaducto sobre el Eresma en la zona conflictiva del vertedero de Roduelos, donde quedaron paralizadas las obras durante varios meses después del pasado verano. A pesar de ir solventando esta dificultades, la subdelegada estima que el grado de ejecución de este tramo estará en torno al 50%.

18.000 vehículos diarios de media

La responsable de la Administración General del Estado en la provincia sostiene que el desdoblamiento, dividido en las citadas dos fases con sus correspondientes adjudicaciones, puede estar acabado en este mismo año, con el obstáculo que supone la no aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y el paréntesis electoral.

La alta intensidad de circulación que soporta la SG-20, de hasta 18.000 vehículos diarios de media en algunos puntos, la existencia de infraestructuras de doble calzada que enlazan con ella y a las que dota de continuidad, como son la autopista AP-61 de San Rafael y la autovía autonómica CL-601 de Segovia a Valladolid, y la mejora de la seguridad vial aconsejaron la transformación de la carretera actual en una autovía. En 2014, el Ministerio de Fomento sacó a licitación la obra por un importe total de 66,7 millones de euros.