Los siete años de parón encarecen un 40%, de 8,5 a 12 millones, la reforma del teatro Cervantes

Estado del interior del solar del teatro, del que se conserva la fachada y algunos muros./Antonio de Torre
Estado del interior del solar del teatro, del que se conserva la fachada y algunos muros. / Antonio de Torre

El proyecto, ya modificado, será examinado por la Comisión de Patrimonio y la previsión es que se licite a principios de 2020

El Norte
EL NORTESegovia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, afirmó ayer, tras la recepción del proyecto modificado del Teatro Cervantes, que ve «muy apurado» pensar que la licitación de la obra por parte del Ministerio de Cultura se produzca a finales de este año y «podría ser a primeros del que viene». Luquero recordó que las administraciones públicas tienen una tramitación garantista que conllevan plazos que «son siempre lentos». El proyecto modificado sube de los 8,5 millones de euros iniciales a los 12 por la actualización de precios.

Luquero aseguró que es «una buena noticia» que, por fin, «tengamos ya modificado el proyecto de construcción del Teatro Cervantes», al que «se comprometió el Gobierno central» tras siete años de parálisis, en los que la normativa «ha cambiado y era imprescindible adaptarlo». El Ministerio comenzó por firmar un contrato menor con los arquitectos porque no existía ya relación contractual con los redactores para hacer el modificado que se acerca a los doce millones de euros.

La alcaldesa remarcó que esta cifra es «el coste normal» de un edificio de estas características, ya que es el que ha tenido la segunda fase del campus de la Universidad de Valladolid en Segovia, y un poco menos del que «ha tenido la nueva Biblioteca Pública». Señaló, además, que es el coste que va a tener, cuando concluyan las obras, el Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial (Cide).

El siguiente paso será que el proyecto modificado del Teatro Cervantes pase por la Comisión Territorial de Patrimonio, que «había dado el visto bueno al anterior»y ahora «tiene que analizar y dar el visto bueno a éste», subrayó Luquero. La ejecución del proyecto «plurianual» correrá a cargo del Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento asume el compromiso de «desarrollar el proyecto de contenido», es decir, las programaciones, qué va a pasar en ese teatro, informa Ical.

La alcaldesa insistió en que «ya es hora»de que una ciudad «con un proyecto cultural tan destacado como tiene Segovia», cuente con «un teatro auditorio» que tiene ser «un enclave de la vida cultural y económica de la ciudad» porque también puede acoger congresos y reuniones de empresa. Desde el punto de vista turístico, supone ser «un generador de ingresos económicos», indicó.

En septiembre de 1923

El proyecto inicial para la rehabilitación del teatro, inaugurado en septiembre de 1923, contemplaba realizar un edificio de uso cultural de unos 4.000 metros cuadrados construidos con una superficie útil de 3.000 metros y una sala con capacidad para 600 localidades. Habrá otra con un centenar de plazas para presentaciones y otro tipo de actos. . El diseño mantiene la escalera como acceso natural y habitual hacia la sala, pues se considera que es uno de los elementos más importantes en la secuencia de espacios que proponía el antiguo teatro. Este largo tramo de escaleras eleva al público desde la calle hasta el nivel del vestíbulo de la sala principal. Bajo la zona de escena, se distribuyen los camerinos, el foso de orquesta, y la sala de conferencias multiuso.