Queman en Segovia a un 'pelele' con la imagen de Santiago Abascal, líder de Vox

Los vecinos observan cómo arde el muñeco. /Tanarro
Los vecinos observan cómo arde el muñeco. / Tanarro

Las aguederas de toda la provincia se ponen en marcha para reafirmar sus derechos en pie de igualdad con los hombres

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

La celebración de la festividad de Santa Águeda ronda cada año el 5 de febrero, que es la fecha asignada por la Iglesia Católica para festejar a la virgen y mártir italiana, que en el siglo III dio su vida por cumplir su promesa de virginidad, tras ser torturada en tiempos del emperador Decio, cuando este emprendió la persecución de los cristianos. A la joven de Catania le cortaron los pechos y, según los hagiógrafos, tras ser curada por intersección de San Pedro, murió al ser arrojada a un montón de carbones al rojo vivo. Por eso se le considera a la santa siciliana patrona de los bomberos, de las enfermeras y de las pacientes de cáncer de pecho. Ahora es también un símbolo para todas las mujeres que, cada mes de febrero, en todos los pueblos de Segovia y en muchos de las dos Castillas visten los manteos en honor de la santa, reivindican sus derechos a pie de calle y en pie de igualdad con los hombres y, sobre todo en los últimos años, son un clamor contra la violencia machista, contra esa lacra social que no cesa a pesar de campañas y de las noticias horrendas.

El revuelo de manteos, de capas, monteras y mayordomas se extiende ya por todos los pueblos y este año se prolongará aún más, pues en Zamarramala (también en La Granja de San Ildefonso) han decidido realizar la fiesta grande de las aguederas el próximo domingo, que no será el más cercano a la fiesta de Santa Águeda pero tendrá así, sin duda, una mayor proyección fuera de Segovia. Donde comenzó ayer el programa de actos fue en algunos barrios de Segovia capital, y en el de Nueva Segovia estuvo la alcaldesa, Clara Luquero, para acompañar a la concejala de Obras y Servicios, Paloma Maroto, pregonera de la fiesta con un discurso en el que abogó por eliminar las diferencias entre hombres y mujeres, las de oportunidades y salariales, y por acabar con los crímenes machistas, con esa violencia que asalta cada semana los noticieros de radios y televisiones y las páginas de los periódicos.

En Nueva Segovia fueron las mayordomas, Florentina Martín Sanz y Concepción Gutiérrez, quienes protagonizaron los festejos, primero en la iglesia de la Resurrección del Señor, y después en las calles del barrio llevando en procesión la imagen de la santa siciliana, seguidas por más de un centenar de mujeres (y unos cuantos hombres, entre ellos el presidente de la asociación de vecinos, Francisco Fernández-Caro), a pesar del frío y la amenaza de nieve, y luego en la quema del 'pelele', que este año guardaba cierto parecido con el líder de Vox, Santiago Abascal. Según explica el presidente de la asociación vecinal, es costumbre en el barrio personalizar al 'pepele', que el año pasado representaba a Carles Puigdemont.

En los pueblos

Por la tarde, la alcaldesa de Segovia acudió a la fiesta de las aguederas del barrio de San Millán y aún le queda algún barrio más. Pero la celebración ya recorre los pueblos de Segovia. También ayer, el alcalde del Real Sitio, José Luis Vázquez, entregó el bastón de mando a las alcaldesas de Valsaín, emocionado porque después de varios años era la última vez que hacía esta ceremonia, si bien la repetirá el próximo domingo con las aguederas de La Granja. Las mujeres de Cantimpalos celebraron la fiesta con misa, procesión, tajada con limonada, con la entrega del bastón de mando a las mayordomas por alcaldesa, Inés Escudero, antes de la misa, de compartir el tradicional pan de anises y del baile de la 'Jota de la Jarra', que es tradición romper cuando se vacía, informa Cristina Vega.

En Palazuelos de Eresma y en su pedanía de Tabanera del Monte las reboladas recorrieron ayer las calles de los dos pueblos y las aguederas culminarán hoy las actividades con el cambio de bastones y la quema del pelele, uno en cada núcleo, alrededor de la una de la tarde.

La fiesta, que celebraron también en muchos otros pueblos, terminó ayer en Aguilafuente, con un programa que presidió Teresa Rodríguez como alcaldesa durante un fin de semana repleto de actividades y que finalizó por la tarde con la quema del pelele, informa Fermín Reyes.

En Cuéllar la fiesta grande es hoy, y en otros lugares, como La Granja de San Ildefonso y Zamarramala, se celebrará el próximo fin de semana. En el barrio incorporado de Segovia capital, recogerá el 'Matahombres de Oro' por primera vez un varón, el periodista Luis del Olmo.