Las reivindicaciones presiden el Día de la Discapacidad en Segovia

Participantes en el acto de este lunes en conmemoración del Día Mundial de las Personas con Discapacidad. /Antonio de Torre
Participantes en el acto de este lunes en conmemoración del Día Mundial de las Personas con Discapacidad. / Antonio de Torre

Diferentes asociaciones claman por una mayor inclusión social, laboral y por mejoras en la accesibilidad

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Aunque hay logros, las barreras no acaban de sucumbir a las embestidas que acometen con los arietes de la inclusión y de la accesibilidad los colectivos defensores de la igualdad de derechos para las personas con discapacidad. Sí, porque esa equiparación sigue sin existir, advierten los diferentes sectores. El propio Ayuntamiento de Segovia lo admite. Hay camino que recorrer para que el Día Mundial de la Discapacidad no tenga ya sentido de figurar en el calendario de las citas sociales.

Las reivindicaciones de las diferentes asociaciones concluyen, al final, en una demanda global, que no es otra que la de ser escuchados y tenidos en cuenta. Ser unos más en la sociedad. Tan sencillo de decir y tan arduo de lograr, por lo que comentan los representantes de las agrupaciones y de la propia administración pública.

El problema más alto, la barrera que se alza para impedir la plena inclusión, es el dinero. O mejor dicho, la ausencia de él. Las limitaciones presupuestarias encorsetan las ayudas, subvenciones y la realización de proyectos e infraestructuras totalmente accesibles.

«Hay que adaptar los lugares porque está recogido en la ley» josé ángel mauriz, coordinadora de personas con discapacidad funcional

José Ángel Mauriz, recientemente elegido presidente en Castilla y León de la Coordinadora de Personas con Discapacidad Funcional, es tajante a la hora de calificar de «mala» la accesibilidad, en general, en la comunidad autónoma. El representante de este colectivo se queja de los «recortes» experimentados en las partidas económicas públicas destinadas a hacer más accesible el día a día de estos ciudadanos, sobre todo en el medio rural, donde esas barreras son las altas y más difíciles de sortear.

Mauriz recuerda que la accesibilidad es un derecho recogido en la legislación. De momento, lo que les queda a los colectivos como la coordinadora a la que representa es alzar la voz y movilizarse para exigir que se cumpla la ley.

María de Pablos, de Aspace, en su intervención de este lunes con motivo del Día Mundial de las Personas con Discapacidad.
María de Pablos, de Aspace, en su intervención de este lunes con motivo del Día Mundial de las Personas con Discapacidad. / Antonio de Torre

María de Pablos, presidenta de Aspace en Segovia, también ha mostrado un tono sumamente crítico con las instituciones. En ese caso, su lucha se alarga más de cuatro años, cuando empezó a demandar la exención del copago farmacéutico para los niños que padecen una discapacidad o una enfermedad oncológica. Reclama una tarjeta sanitaria individualizada para estos pacientes.

Carta a la Casa Real

El último intento para hacer oír su reivindicación ha sido el envío de una carta a la Reina Doña Letizia. La Casa Real, por su parte, respondió que iba a instar al Ministerio de Sanidad para estudiara la petición. De Pablos ha expresado su enfado con las instituciones, que hasta ahora no han atendido su demanda, cuando, por ejemplo, «Pedro Sánchez prometió hace tres años, cuando visitó Segovia, que iba a ser una de sus prioridades si llegaba a presidente del Gobierno».

«Pedro Sánchez prometió que si era presidente del Gobierno, sería una de sus prioridades» maría de pablos, aspace segovia

La propuesta que defiende la portavoz segoviana de Aspace tuvo su respuesta en las Cortes regionales, donde se aprobó una proposición no de ley promovida por el Partido Socialista. Sin embargo, hasta el día de hoy no se ha materializado, comenta indignada María de Pablos. También la Mesa de Sanidad del Congreso de los Diputados aprobó, esta vez a instancia del Partido Popular, otra proposición no de ley en el mismo sentido. Y nada.

De Pablos exhibe su contrariedad también por la respuesta obtenida por parte del representante del Consejo Europeo en España, quien le conminó a desarrollar una campaña de recogida de firmas en al menos siete países para reunir un millón de apoyosla causa de la exención de copago farmacéutico a menores gravemente afectados por algún tipo de discapacidad o enfermos de cáncer. «Es algo inviable, sobre todo porque hay muchos países que ya tienen implantada esta medida», se queja María de Pablos.