El novillero segoviano Pablo Atienza sufre una cornada de diez centímetros en el muslo

Momento de la cogida en la plaza de toros de Villa del Prado. /El Norte
Momento de la cogida en la plaza de toros de Villa del Prado. / El Norte

Fue intervenido en la enfermería y volvió al ruedo para matar a su segundo novillo

EL NORTESegovia

El novillero segoviano Pablo Atienza sufrió ayer una cogida por la que tuvo que ser operado de una cornada de 10 centímetros de carácter ascendente en la cara externa del tercio medio del muslo derecho, aunque no afectó a estructuras importantes. Antes de la intervención quirúrgica, se mantuvo en el ruedo de la localidad madrileña de Villa del Prado para recibir una oreja y dejar al público con ganas de una segunda tras matar de una estocada al novillo de La Guadamilla.

Tras la intervención quirúrgica en la enfermería, Atienza volvió al ruedo para matar a su segundo novillo. Con la previsión de retirar el drenaje en dos días, la intención del novillero es cumplir con su compromiso del viernes en Riaza, ante el que será su debut con los de castoreño en la provincia de Segovia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos