La Muestra de Cine Europeo de Segovia incorpora corproducciones americanas

Fotograma de la película 'O que arde', del cineasta gallego Oliver Laxe,que proyectará la Muces./E. N.
Fotograma de la película 'O que arde', del cineasta gallego Oliver Laxe,que proyectará la Muces. / E. N.

La XIV edición se celebrará del 13 al 19 de noviembre con más de un centenar de títulos en 140 proyecciones

El Norte
EL NORTESegovia

El director de la Muestra de Cine Europeo Ciudad de Segovia (Muces), Eliseo de Pablos, ha desvelado algunos detalles de la programación que tendrá la próxima edición, la décimocuarta, que se celebrará del 13 al 19 de noviembre con más de un centenar de títulos en 140 proyecciones, con películas no estrenadas comercialmente en España, refrendadas por premios internacionales y por el público y la crítica, que representan, además, ejemplos relevantes de la realidad cinematográfica de las distintas nacionalidades europeas, informa Ical. Una de las novedades será que, sin descuidar su vocación de mostrar el cine europeo, Muces incorporaraá este año coproducciones americanas.

En la edición de 2019 de Muces, según avanzó la organización, se mantiene su objetivo de «adentrarnos en el mejor cine europeo» con la incorporación de «coproducciones americanas», a través de un centenar de películas. Eliseo de Pablos señaló que estos títulos mostrarán «no sólo la realidad del ser humano, sino sus sueños, deseos y todo el material del que estamos hechos».

En la Sección Oficial compuesta por una treintena de películas se encuentran: 'La vérité', una producción franco-japonesa de Hirokazu Kore-eda con un reparto encabezado por Catherine Deneuve, Juliette Binoche, Ethan Hawke y Clémentine Grenier; la ganadora del Oso de Oro, 'Snonymes', de Dadv Lapid, o las últimas cintas de Roman Polanski y de Costa Gavras, 'El oficial y el espía', que obtuvo el León de Plata en Venecia, 'Comportarse como adultos', respectivamente.

De de Pablos destacó que Muces siempre apuesta por «cintas curiosas», que tocan las distintas realidades que se viven en los países europeos, «cada uno con su idiosincrasia pero todos conviviendo con los mismos problemas desde distintos puntos de vista», con varios ejemplos como 'Dios existe, su nombre es Petrunya', de la directora maced Teona Strugar Mitevska sobre la igualdad de género; 'A White, White Day', que aborda la venganza en un remoto paraje de Islandia o 'Estaba en casa, pero…', que supuso el Oso de Plata a la mejor dirección para Angela Schanelec.

En la carrera hacia los premios Oscar, destacan cintas como 'Monos', una coproducción de Colombia con diversos países europeos y sudamericanos, Premio Especial del Jurado en Sundance; 'Papicha', sobre la Argelia en 1997, cuando el país está en manos de grupos fundamentalistas que buscan instaurar un estado islámico y ultraconservador; o 'And Then We Danced', rodada en georgiano con un drama de identidades sumido en la tensión dentro de una sociedad homofóbica y conservadora.

Españolas

En clave española, Muces 2019 ha programado para esta edición 'Lo que arde', Premio del Jurado Un Certain Regard en Cannes, dirigida por el gallego Oliver Laxe, con una crónica del regreso de un pirómano a su aldea lucense protagonizada, además, por actores no profesionales y rodada en la aldea de su madre.

También en gallego se proyectará la película 'Longa noite', con la que Eloy Enciso regresa a la dirección tras su debut con 'Arraianos' para contar, a través de relatos de Max Aub, Celso Emilio Ferreiro, Luís Seoane y Ramón de Valenzuela, la historia de todos los que vivieron entre el exilio y la adaptación a la nueva realidad en la Galicia posterior a la Guerra Civil.

También destaca 'Intemperie', la cuarta película de Benito Zambrano que estará en Muces antes de su estreno estreno en las salas. Se trata de la adaptación de la novela de Jesús Carrasco y con un reparto entre los que se encuentran Luis Tosar y el segoviano Luis Callejo.

Entre las producciones españolas, 'La hija de un ladrón', el debut en el largo de Belén Fune, un duro drama sobre una joven con dificultades para relacionarse con su padre en la mísera pobreza material y afectiva de una Barcelona ajena a la política y al procés, protagonizada por Eduard y Greta Fernández, padre e hija también en la ficción.