La Junta multa al Ayuntamiento de El Espinar con 5.400 euros por las becerradas de San Rafael

Un joven estoquea al animal en la becerrada celebrada el pasado 25 de julio en San Rafael. /El Norte
Un joven estoquea al animal en la becerrada celebrada el pasado 25 de julio en San Rafael. / El Norte

El Consistorio ha desistido de presentar recurso y ha pagado ya las multas, una de 1.800 euros y la otra de 3.600

Ana Nuin
ANA NUINSegovia

La Junta de Castilla y León ha sancionado con 5.400 euros al Ayuntamiento de El Espinar por las infracciones cometidas en el desarrollo de becerradas celebradas en el municipio el pasado verano, que levantaron gran polémica debido a las protestas y denuncias de activistas en defensa de los derechos de los animales. El Ayuntamiento ha desistido de presentar recurso contra la resolución de la Administración autonómica y ha pagado ya las dos multas, una de 1.800 euros y otra de 3.600.

Noticias relacionadas

Según recogía el informe previo elaborado por el delegado de la autoridad en estos espectáculos taurinos, en este caso la Guardia Civil, queda constatado que hubo alumnos de la escuela taurina de El Espinar que se metieron en el coso para entrar a matar a los animales lidiados, una función que solo pueden realizar personas que estén debidamente autorizadas, circunstancia que no ocurre con este centro, ya que carece del pertinente reconocimiento oficial. No obstante, la sanción no va dirigida a estos jóvenes, que probablemente desconocían esta circunstancia, sino al Ayuntamiento de El Espinar, por falta de control de estos espectáculos taurinos. En paralelo, la Delegación Territorial de la Junta ha requerido a la escuela taurina que regularice su situación.

El mínimo para este tipo de multas es 50 euros y el máximo de 20.000 (una tercera parte de las que se imponen por infracciones en las corridas de toros). La repercusión que tuvieron estas becerradas, entre otras consideraciones, ha hecho que no se opte por aplicar la sanción mínima.

La escuela taurina recibe un requerimiento para que regularice su situación

Fue a finales de agosto cuando el Partido Animalista (Pacma) presentó ante la Junta la primera denuncia por el «maltrato» y las «vejaciones» cometidas durante la becerrada que tuvo lugar el 25 de julio en el núcleo de San Rafael, perteneciente al municipio de El Espinar. Miembros del partido animalista documentaron, a través de un vídeo, algunas de las «irregularidades» detectadas, entre las que figuraban «la vejación y maltrato de los becerros, la intervención de personas ajenas a la lidia o el apuntillado de las crías sujetándolas por el rabo y entre varias personas, algunas de ellas ajenas a la lidia». Esta denuncia hizo que la posterior becerrada de los quintos de El Espinar se desarrollara con más despliegue de la Guardia Civil del habitual

Por su parte, la alcaldesa de El Espinar defendió la tradición de las becerradas. A raíz de la campaña de denuncia de los animalistas, Alicia Palomo sufrió «un acoso brutal» en las redes sociales, donde fue objeto de insultos, amenazas y descalificaciones que sopesó denunciar en los tribunales. Asimismo, esgrimió la legalidad de los festejos con el argumento de que en las actas no figuraba que se hubiera cometido irregularidad alguna.

 

Fotos

Vídeos