Hallados otros dos gatos muertos en la distintos puntos de la ciudad de Segovia

Último gato hallado muerto en Segovia, esta vez en la plaza de Guevara. /El Norte
Último gato hallado muerto en Segovia, esta vez en la plaza de Guevara. / El Norte

El concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada, anuncia que la Policía Local va a intensificar la vigilancia

El Norte
EL NORTESegovia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, ha compartido en las redes sociales un mensaje de pesar y preocupación por la sucesión de informaciones relacionadas con el maltrato animal. En este caso concreto, el comentario de la regidora está motivado por los recientes hallazgos de varios gatos muertos en la ciudad.

Este viernes por la mañana, el concejal de Servicios Sociales, Andrés Torquemada, ha anunciado la intención del Ayuntamiento de intensificar la vigilancia por parte de la Policía Local para tratar de atajar y poner fin a esta oleada de muertes. En un principio, según han apuntado fuentes de la asociación protectora Ángeles Callejeros, los fallecimientos parecen obedecer a un envenenamiento intencionado.

Mientras la alcaldesa anima a la sociedad a denunciar estos hechos y cualquier tipo de violencia contra los animales, en las últimas horas se han hallado dos nuevos gatos muertos en distintos enclaves de la ciudad. Uno de ellos se encontró este jueves en la calle Obispo Quesada, mientras que el segundo de los felinos muertos ha sido hallado junto a un árbol en la plaza de Guevara, en pleno casco histórico de la capital segoviana.

Cabe recordar que los primeros cadáveres se descubrieron en la colonia del barrio de San José. Con los dos últimos gatos fallecidos ya son ocho los que han muerto en estos días. Para la asociación, los autores de estas muertes han actuado con «toda impunidad».

«Los ahogan, envenenan y apalean»

La campaña iniciada en una plataforma 'online' para recabar apoyos con el fin de poner fin a esta oleada de muertes ha reunido ya casi 5.000 firma. En su petición, el colectivo asegura que «desgraciadamente no es un hecho aislado» ya que en «numerosas ocasiones», se encuentran con los refugios rotos, la comida y el agua tirada y, por si esto no fuera suficiente, «los ahogan, envenenan y apalean hasta la muerte». Para Ángeles Callejeros, en pleno siglo XXI, no se puede permitir que en una ciudad ocurran «este tipo de atrocidades».

«Sin duda, los autores de este delito no tienen escrúpulos ni consideración de ningún tipo. No sabemos qué ha podido pasar, pero sin duda estamos ante un delito», ha dicho el concejal de Servicios Sociales, que desvinculó el suceso con el hecho de que una colonia esté o no controlada por el Ayuntamiento.