El garbanzo de Valseca obtiene la marca de garantía

Magdalena Rodríguez, Francisco Vázquez, Adolfo Manso, Alfonso Gil y María Cuesta. /El Norte
Magdalena Rodríguez, Francisco Vázquez, Adolfo Manso, Alfonso Gil y María Cuesta. / El Norte

En Segovia se cultivan 232 hectáreas con un rendimiento de 700 kilos en cada una, un 35 % producido dentro del ámbito geográfico de la figura de protección

ELNORTESegovia

La provincia de Segovia cuenta ya con otro producto con marca de garantía: el garbanzo de Valseca. La Unidad de Control y Certificación del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) ha validado los informes y argumentaciones presentadas por el laboratorio de Prodestur, con las que se justificaba que la legumbre reunía todos los requisitos para obtener la calificación. A estos los acompañaba también una propuesta de reglamento del uso para la marca que también ha sido ratificado. El garbanzo de Valseca se une así a otros productos agrarios segovianos que ya gozan de una figura de calificación, como el ajo de Vallellado o el judión de La Granja.

El trabajo llevado a cabo por el laboratorio de Prodestur «ha sido clave» para la consecución de la marca de garantía Garbanzo Valseca, señaló ayer el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, quien explicó ayer el proceso seguido acompañado por la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez; el alcalde de Valseca, Alfonso Gil; la presidenta de Segovia Sur, María Cuesta; el presidente de la Asociación para el Desarrollo del Garbanzo de Valseca, Adolfo Manso; y la jefa de la Sección Agraria de Prodestur, Ana Escorial.

Francisco Vázquez señaló que obtener figuras de protección para los alimentos como las marcas de garantía es algo «muy importante para el desarrollo del sector agropecuario de la provincia y la promoción y dinamismo de nuestro territorio a través de sus productos alimentarios». Estas figuras , añadió, conllevan «mantener estrechas relaciones e incluso convenios suscritos con las distintas asociaciones que representan a sus productores para garantizar que se mantenga la máxima calidad», facilitar canales de comercialización y evitar el intrusismo con la llegada de productos que no cumplen con las especificaciones técnicas necesarias.

En octubre de 2016, se inició el camino hacia la marca con la constitución de la Asociación para el Desarrollo del garbanzo de Valseca. Anteriormente ya se había tomado contacto con Prodestur para conocer las posibilidades del producto y el proceso de obtención de una figura de calidad. Un año después, en 2017, la asociación, con el respaldo del Ayuntamiento de Valseca, encomendó a la sección Agraria de Prodestur los trabajos necesarios para obtener la Marca de Garantía del Garbanzo de Valseca.

En primer lugar, elaboró el informe justificativo de la marca, en el que se razonaba el carácter diferencial y el valor en el mercado del producto. El documento hacía referencia a aspectos como la delimitación del ámbito territorial, el estudio de referencias históricas, la caracterización de las prácticas productivas, la caracterización del garbanzo de Valseca y su diferenciación, el carácter diferencial de la marca dentro del mercado, y el estudio económico y estadísticas de producción.

Además, los técnicos del laboratorio redactaron y aportaron a la memoria el reglamento de uso de la marca de garantía, en el que se establecen los requisitos concretos que deben cumplir el titular de la marca (Ayuntamiento de Valseca) y los operadores (productores, envasadores y elaboradores), el plan de control y el procedimiento sancionador.

En marzo de 2018, se presentaron al Itacyl ambos documentos para obtener el reconocimiento del que el garbanzo de Valseca es merecedor, una marca de garantía avalada por la Junta de Castilla y León a través del Instituto Tecnológico Agrario. El 26 de diciembre de 2018 se publica la resolución del director general del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León en relación con la emisión favorable al reglamento de uso de la marca 'Garbanzo de Valseca', resolución que le ha sido notificada recientemente al Laboratorio de Prodestur.

Durante este proceso, desde la Diputación y otros entes implicados se ha colaborado con actividades de promoción para ir aportando a la marca visibilidad y reconocimiento (Semana de la Legumbre, Feria del Garbanzo de Valseca, presencia del producto en la Feria de Salamanca 2018, etcétera). Se espera que en 2019 la cosecha ya saldrá etiquetada.

En la provincia Segovia, se cultivan 232 hectáreas de esta legumbre con un rendimiento medio de 700 kilos por hectárea, un 35% producido dentro del ámbito geográfico delimitado por la Marca.

Los siguientes pasos que se darán respeto serán el registro de la marca en la Oficina Española de Patentes y Marcas, ya solicitada, la Certificación del Reglamento por una certificadora autorizada por el Itacyl, ya en proceso, y el inicio del autocontrol.