Vázquez: «Ni ha habido ni habrá negociación con Cs» para una hipotética investidura de Mañueco

El secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez, durante la entrevista en la sede del partido en Segovia. /Antonio de Torre
El secretario autonómico del PP, Francisco Vázquez, durante la entrevista en la sede del partido en Segovia. / Antonio de Torre

El secretario general del PP autonómico ya prepara las elecciones municipales y autonómicas de 2019

Ana Nuin
ANA NUINSegovia

Situado en el centro de gravedad político del Partido Popular de Castilla y León desde que Alfonso Fernández Mañueco le eligiera como número dos hace casi un año, a Francisco Vázquez (Segovia, 1959) le toca ya ponerse manos a la obra para preparar las elecciones municipales y autonómicas de 2019 tras una primera etapa de trabajo interno y de coordinación de congresos en los que se han renovado más del 50% de las direcciones provinciales.

–¿En qué ha cambiado el PP de Castilla y León en este año?

–En que hay más actividad. En Castilla y León teníamos que dar voz al partido, porque hasta ahora se centraba todo el trabajo en la gestión de la Junta. El partido tenía que tener voz propia y eso exige trabajo propio. A la Junta y al grupo parlamentario se ha sumado un tercer actor. Son tres voces que tienen que estar coordinadas.

«Estoy convencido de que vamos a ganar las próximas elecciones y de que gobernaremos» francisco vázquez, secretario general del PP regional

–Juan Vicente Herrera pasó de ser el presidente del granero de votos del PP a perder la mayoría absoluta en 2015. Gobierna gracias a Ciudadanos, que parece seguir imparable tras su éxito en Cataluña. ¿Hasta qué punto tienen miedo de perder la hegemonía después de 32 años?

–Es que yo estoy convencido de que vamos a ganar las próximas elecciones y que vamos a gobernar. Pero está claro que eso requiere un esfuerzo importante, del que no son conscientes algunas fuerzas políticas, que se creen que esto es coser y cantar. Si hemos mantenido esa hegemonía es porque se han hecho muy bien las cosas. A las pruebas me remito: los servicios públicos, la educación, la sanidad, los servicios sociales, todas las competencias autonómicas... No es que se tenga miedo a perder la hegemonía, lo que está claro es que hay un panorama político distinto, pero no solo en Castilla y León, en toda España, y hay que adecuarse a la realidad. Pero nosotros partimos con una ventaja bastante considerable, entre otras cosas porque conocemos lo que han hecho otros partidos y lo que quieren hacer, y creo que la gente desconoce lo que quieren hacer otros. Eso es lo que hay que poner en la mesa cuando lleguen las elecciones.

–Los jubilados, su principal caladero de votos hasta ahora, están indignados y empiezan a desafiar al Gobierno en la calle. ¿Cómo van a frenar este descontento? ¿Cree que en su comparecencia en el Congreso el día 14 Rajoy anunciará un incremento de las pensiones?

–Rajoy es el que tiene todos los datos y es más conocedor de todo el sistema público de pensiones, al igual que la ministra de Empleo y Seguridad social. Lo más fácil sería eso, subir un 10% las pensiones, después de las elecciones o antes, pero hay que seguir pagándolas. Desde que gobierna el PP no se han dejado de pagar nunca, ni en 1996 ni en 2011, y estoy seguro de que si gobernaran otros se habrían dejado de pagar. Y lo digo porque ya en su momento las congelaron, y la segunda parte iba a ser bajarlas si hubieran ganado. Lo más fácil es hacer caso a los cantos de sirena, pero la dura realidad es otra. ¿Que hay que subir las pensiones? Estoy de acuerdo, pero no tengo los datos de saber en qué medida. Yo creo que no es un tema que deba introducirse en el debate político dejando de lado los foros establecidos, como el Pacto de Toledo, donde todas las fuerzas se ponen de acuerdo en el sostenimiento de un sistema público de pensiones. Lo que pasa es que cuando hay determinadas fuerzas que van a reventar el sistema, es difícil que no calienten la calle, como se está viendo, y si encima tienen a otro partido que tradicionalmente estaba dentro de ese consenso y que, por cálculos políticos electorales puntuales, se puede salir... El sistema tiene un problema, la sostenibilidad, y el problema se soluciona con más empleo. Hay otras fuerzas políticas que han demostrado que no ponen las condiciones necesarias para crear empleo, sino para crear parados, y eso significa que el sistema de pensiones se desploma. Ya se estuvo a punto de derrumbar en 1996 y en 2011, porque hubo 3,5 millones más de parados. Porque la única vez que se han congelado las pensiones ha sido con un gobierno socialista, en 2010, cuando, por cierto, votaron a favor en el Congreso Pedro Sánchez y Tudanca, que ahora se ponen al frente de algunas manifestaciones cuando no han pedido perdón por esa debacle. Cuando se va de 'destroyer' en la política, como están haciendo algunos partidos, es muy fácil prometer cosas, luego hay que cumplirlas. Y lo que distingue al PP de otros es que no promete lo que no puede cumplir. En su momento prometimos que íbamos a sanear el sistema publico de pensiones, las cuentas públicas, y eso es lo que hemos hecho.

«Decir que hay algunas cosas que mejorar no significa reavivar ningún tipo de bicefalia»

–Podemos surgió al abrigo del 15-M. ¿Sería descabellado pensar en un grupo de jubilados en el Congreso?

–No lo veo. Vería alguna manipulación política de la izquierda por detrás si surgiera alguna fuerza política en ese sentido. Es política-ficción. Lo que están intentando algunos partidos políticos es acaparar esa situación social.

–Segovia ha perdido desde 2009 el 6,5% de la población y las proyecciones del INE para los próximos años son demoledoras. ¿Tienen alguna fórmula para revertir esta situación? ¿Cómo van a convencer a los jóvenes de que tienen un futuro para emprender y vivir en una tierra donde la falta de servicios, además del envejecimiento, se están cebando con el mundo rural?

–No hay recetas mágicas. La despoblación no solo afecta al mundo rural. Las capitales de provincia están perdiendo igual o más población que los pueblos. Me refiero a Valladolid, Segovia... No es una cuestión local, regional o nacional, pasa también en Europa. Es cierto que nos afecta en mayor medida porque la nuestra históricamente ha sido una región de paso. Lo que se necesita es una discriminación positiva con el medio rural.

–Concrete medidas.

–¿Por qué se le cobra IRPF a la gente que vive en los pueblos? No se trataría de eliminar el impuesto, sino de que no se cobre lo mismo. Me van a decir que es inconstitucional, que todo el mundo tiene que pagar los mismos impuestos, pero si estamos hablando de que hay un problema grave de despoblación, a lo mejor hay que bonificar el IRPF para la gente que viva en municipios de menos de 20.000 habitantes. Y si se trata de crear empleo, hay que facilitar que se pongan empresas, no apelotonarlas en polígonos alrededor de las ciudades. Habría mucha más gente censada en los ayuntamientos si las grandes ciudades no discriminaran negativamente a la gente que no vive en ellas. Para llevar al niño al colegio, tienes que estar censado en esa ciudad, lo mismo que para tener un bono de autobús o un determinado médico. No es solo que no haya una discriminación positiva, porque los habitantes de los pueblos tendrían que pagar menos impuestos, por ejemplo, sino que se ha legislado en contra del medio rural.

–Este aniversario de las primarias regionales del PP (el sábado 17) coincide con la polémica sobre la gestión sanitaria. ¿Coincide usted con Alfonso Fernández Mañueco en que los recursos sanitarios en esta Comunidad están desordenados?

–Estoy de acuerdo tanto con Alfonso Fernández Mañueco como con Juan Vicente Herrera, es totalmente posible, porque dicen lo mismo. Creo que han demostrado durante un año que ese mito de la bicefalia no existe. Por tanto, recibir a unos colectivos sanitarios y decir en un momento determinado que hay algunas cosas que mejorar no creo que signifique, aunque ya sé que esto es muy goloso, reavivar ningún tipo de bicefalia porque no la hay. Otra cosa es que se coincida o no al 100% después de oír a muchos colectivos que si hay que adoptar unas determinadas medidas u otras en el tema sanitario o en otros temas. Por ejemplo, cuando surgió la polémica en educación sobre las vacaciones de Semana Santa el año pasado. Son cuestiones que se hablan, se tomó una decisión y ya está.

«Los habitantes de los pueblos tendrían que pagar menos impuestos» francisco vázquez, secretario general del PP regional

–¿Usted apoyaría una propuesta de Podemos o de otro partido en Segovia contra el Gobierno del PP en la Junta?

–La cuestión no es apoyar o dejar de apoyar nada, la cuestión es ver cómo defender mejor los intereses de los ciudadanos a los que representas y que te han otorgado su confianza. Y estoy seguro de que quien lo hace mejor es el PP.

–¿Pero era necesario darle esta munición a la oposición cuando se había dejado de hablar de bicefalia?

–Yo comprendo que la oposición lo que intenta sacar es falta de sintonía, pero reitero que no existe. Bicefalia, ni ha habido ni la va a haber.

–¿Debería estar el número 1 del PP regional presidiendo ya la Junta? ¿Es verdad que han hecho tres intentos de negociar con Ciudadanos y que les han dado calabazas para abstenerse en una investidura de Mañueco?

–Es totalmente falso, eso lo dicen los de Ciudadanos. Ni ha habido ningún intento ni lo va a haber para negociar nada, eso no se va a producir. Me parece muy bien que en algún tipo de reunión que ha habido, en la que yo no estaba, pero que las conozco perfectamente, hayan sido los de Ciudadanos los que han dicho lo que han creído oportuno. Pero no ha habido ningún tipo de negociación para nada ni la habrá. Están muy bien las cosas como están. Mañueco está todos los días, aparte de sus obligaciones institucionales, que no las olvida, en una provincia u otra con diversos temas y hay mucho que hacer. Y por tanto, se tiene que dedicar al partido, que es lo que corresponde ahora porque hay mucho trabajo.

«La alianza entre PSOE y Cs es una sintonía de intereses. Ya se verá quién saca rentabilidad»

–Hablando del partido, ¿es Soria el único foco conflictivo del PP en Castilla y León?

–Los congresos provinciales se resolvieron todos muy bien, incluso con integración en muchas provincias, pero es verdad que en Soria no la ha habido. Hubo una confrontación, pero no fruto de ayer. Es difícil la integración, pero hay una dirección provincial a la que respetamos y apoyamos desde la dirección regional porque ha ganado un congreso hace escasos meses, y además tiene toda la legitimidad. En lo que se refiere a la representación provincial y local, es la única Diputación que está en manos del PSOE y el Ayuntamiento es el único de la comunidad con mayoría absoluta socialista. Es una situación preocupante, pero estamos trabajando en ella. Yo estoy reuniéndome con todas las direcciones provinciales y en las próximas semanas iré a Soria y veremos cómo podemos revertir esta situación, que está encima de la mesa. Aunque también nos preocupan otros Ayuntamientos como el de Segovia, el de Zamora, que gobierna Izquierda Unida, o el de Valladolid, donde ganamos las elecciones pero se produjo un pacto de todos contra el PP.

–En el vino provincial de Navidad brindaron por recuperar la Alcaldía de Segovia. ¿La consolidación de la alianza entre el PSOE y Ciudadanos puede dar al traste con estas expectativas electorales?

–No, es fruto de la coyuntura política. Ciudadanos hará lo que tenga que hacer después de las elecciones y se lo dirán desde Madrid o Barcelona. Es una sintonía de intereses, no sé si las personas que han llegado a esos pactos seguirán. Es un tema puntual para Segovia. Ya se verá quién saca rentabilidad política del asunto.

–¿Y dónde se ve usted en la próxima legislatura?

–Yo no me veo. No lo sé, no voy a pedir nada. De momento, soy funcionario de la Junta a partir de junio de 2019, pero ya veremos. Yo tengo ahora una obligación, que es dirigir a las órdenes de Fernández Mañueco el partido y es lo que voy a hacer. Yo no tengo proyecto político personal, mi proyecto es el partido.

–Este año preelectoral va a coincidir con decisiones judiciales en torno a casos como la trama eólica. Acaba de saberse que la jueza retomará las declaraciones a finales de abril. ¿Teme que las investigaciones en marcha les puedan pasar factura?

–No hay responsables políticos encausados en el tema de las eólicas. Son personas que no están ni dentro del Gobierno ni dentro del partido. Tienen derecho a la defensa y, por supuesto, la jueza tiene derecho a retomar las cuestiones que estime oportunas. Pero nosotros, el partido, no nos sentimos concernidos en lo que esté pasando en las eólicas. Además, la Junta ha colaborado desde el principio con todo tipo de investigaciones que se hayan iniciado en los tribunales.

«No nos sentimos concernidos en lo que está pasando con las eólicas» francisco vázquez, secretario general del PP regional

–¿El proyecto de ordenación territorial de la Junta está ya en la UVI, está en coma inducido o está clínicamente muerto?

–Está en las Cortes (sonríe). La cuestión de la ordenación del territorio es que se tendió la mano y el acuerdo estaba hecho hasta que ha habido una ruptura por parte de personas que no quieren heredar lo de sus antepasados. Eso es muy peligroso, no por este tema de la ordenación del territorio, sino porque no son de fiar. Cuando tú estás en una organización, tienes que asumir lo que hay, no puedes decir ‘borrón y cuenta nueva’, que es el peligro que hay ahora en la política nacional.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos