El estrés, las prisas y la presión causan la mayor parte de los accidentes de tráfico laborales

Camión accidentado en una carretera de la provincia. /A. Tanarro
Camión accidentado en una carretera de la provincia. / A. Tanarro

La provincia de Segovia registró 87 siniestros de este tipo durante el año 2017, según la DGT

N. C.Segovia

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una campaña de seguridad vial laboral en Castilla y León, que se desarrollará hasta el viernes, con el objetivo de sensibilizar de los posibles riesgos de accidentes que existen durante la jornada de trabajo o en el trayecto al centro de empleo.

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, desveló ayer que, en Castilla y León, el 68,5% de los accidentes laborales de tráfico ocurrió al ir o volver del trabajo. «Coger el coche para ir o volver del trabajo o dentro de la propia jornada laboral es algo necesario y normal que, por otra parte, supone un elevado número de lesiones e incluso muertes», apunta la subdelegada. La estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 recoge este tipo de accidentes, con el fin de evitarlos. Añade que «un accidente laboral de tráfico es aquel que sufre un trabajador durante su jornada de trabajo o en la incorporación o retorno al centro de trabajo, siempre que intervenga un vehículo en circulación».

«El estrés, las prisas y la presión tienen mucho que ver con este tipo de accidentes, que en Segovia fueron la causa en 2017 de 32 accidentes laborales durante el trabajo y de 55 in itinere», explica Lirio Martín, para quien acabar con estos accidentes es responsabilidad todos. La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificará durante estos días el control de la velocidad, consumo de alcohol y drogas, la seguridad de la carga que se transporta, las condiciones del conductor y del vehículos, el uso del móvil y del cinturón de seguridad, y los tiempos de conducción y descanso.

«Conseguir mejorar la seguridad vial es un trabajo de todos, por eso, esta campaña no solo va dirigida a los ciudadanos que necesitan el vehículo para trasladarse cada día a su lugar de trabajo, sino también al entorno director de ese ciudadano, como familia, amigos o compañeros de trabajo, para que sean conscientes de que cualquiera de sus actos pueden suponer un riesgo añadido para la persona que va conduciendo», señala la subdelegada.

Objetivos

La campaña persigue concienciar a los ciudadanos que en los trayectos de ida y vuelta al centro de trabajo que se realizan a diario hay un riesgo de accidente de tráfico que se puede conocer y prevenir. También se persigue sensibilizar al entorno de los conductores, jefes, empleados, familia… para evitar que con sus acciones y comportamientos sean un factor de riesgo añadido (llamadas de teléfono, mensajes, prisas, distracciones…) que puedan provocar accidentes.

La implicación de las empresas en la seguridad vial es «muy importante» para ayudar a reducir este tipo de accidentalidad, por las consecuencias humanas que puedan tener, y también por los elevados costes económicos, tanto para las empresas, como para la Administración y la sociedad en general, señalan fuentes de la DGT.