Dimite por sorpresa la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Segovia

Parte de los miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Segovia, el pasado febrero en su presentación. /De Torre
Parte de los miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Segovia, el pasado febrero en su presentación. / De Torre

El equipo, que empezó a funcionar hace menos de un año, ha anunciado en las redes sociales que cesa en sus funciones

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Los perfiles en distintas redes sociales han actuado de altavoces de un anuncio inesperado. La Agrupación de Voluntarios de Protección Civil dependiente del Ayuntamiento de Segovia ha presentado este miércoles su dimisión. En la comunicación realizada a través de sus cuentas en Internet, el equipo no especifica las razones, aunque todo apunta a un cúmulo de discrepancias con el Consistorio sobre la gestión del grupo que han culminado con el registro de las bajas.

Ha sido una dimisión insospechada por el poco tiempo que lleva en funcionamiento este colectivo. No llega a un año desde que sus componentes empezaron a prestar servicio bajo el paraguas de esta agrupación. Aunque la presentación oficial de los integrantes de la dotación fue en el mes de febrero, los voluntarios ya habían colaborado antes en la carrera de fin de año de 2018 y posteriormente en la última cabalgata de Reyes.

En su mensaje de este miércoles, la agrupación revela que la baja ha sido presentada por «todos los voluntarios, incluido el jefe de la agrupación». Asimismo, avanzan que seguirán «ayudando a la población».

Mensaje este miércoles en redes sociales de la agrupación en la que informan de su dimisión.
Mensaje este miércoles en redes sociales de la agrupación en la que informan de su dimisión.

Según el reglamento, el cometido de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Segovia es el que les encomienden los mandos de la Policía Local y del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento del Consistorio de la capital, con quienes han de estar coordinados para prestar este trabajo altruista.

Un reglamento tardío

«Es una organización de carácter humanitario y altruista que tiene por objetivo configurar una estructura dirigida por la Corporación Municipal en base a los recursos públicos y a la colaboración de entidades privadas y de los ciudadanos para el estudio y prevención de situaciones de grave riesgo colectivo, catástrofe o calamidad pública, grandes concentraciones o eventos, así como colaborar en la protección y socorro de las personas y los bienes, cuando dichas situaciones se produzcan», reza el reglamento aprobado en 2015, aunque no fue casi cuatro años después cuando la agrupación se puso en marcha.

El grupo echó a andar con quince miembros y un presupuesto para su equipamiento y formación de algo menos de 50.000 euros. La compatibilidad de sus vidas personales y profesionales con esta labor altruista de apoyo a los servicios municipales ha sido todo un reto pero también uno de los problemas con los que lidian estos voluntarios, según comentaban el día de su puesta de largo.