«Caos» en los centros de salud por otro fallo informático

Un médico usa el programa Medora en el ordenador de su consulta../Alejandro Leonardo
Un médico usa el programa Medora en el ordenador de su consulta.. / Alejandro Leonardo

UGT de Segovia critica la «enésima» caída del sistema Medora y la Junta lo achaca a la actualización del programa

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Cientos de pacientes han visto alteradas las citas previstas con sus médicos de familia y enfermeros por culpa de otro fallo en el sistema informático Medora. Según fuentes del personal facultativo que este jueves han sufrido las consecuencias de la caída del programa, «se ha pasado consulta como se ha podido». Los problemas con los ordenadores se han alargado desde casi primera hora durante buena parte de la jornada de mañana en los centros de salud y consultorios de la provincia y del resto de Castilla y León.

La versión oficial facilitada por la Consejería de Sanidad es que la caída del sistema Medora obedecido al proceso de actualización del programa, que para ello ha tenido que pararse y reiniciarse. « Poco a poco ha ido recuperándose y ya está totalmente restablecido», aseguraban fuentes de la Administración regional a media mañana, quienes descartan que el trastorno se haya originado por culpa de la huelga a la que estaban llamados para este jueves los más de cien trabajadores informáticos empleados en las distintas gerencias de salud de la comunidad.

La Consejería que dirige Antonio María Sáez, matiza que la aunque el paro no ha sido el causante de los problemas, «no ha ayudado» a propiciar una solución rápida.

«Colapsado»

Por su parte, el responsable de la Federación de Servicios Públicos de Unión General de Trabajadores (FeSP-UGT) en Segovia, Miguel Ángel Mateo, critica el nuevo «caos» en las consultas de la Atención Primaria que han provocado «por enésima vez los fallos informáticos» que arrastra el primer nivel de la asistencia sanitaria.

«El Centro Informático de Castilla y León que tiene que resolver los problemas informáticos de Sacyl está totalmente colapsado», advertían esta mañana los responsables sindicales. La organización anima a los usuarios que se hayan visto perjudicados por este trastorno informático y que no han podido pasar la consulta programada que interpongan las pertinentes reclamaciones.

Los efectos de la caída son numerosos, citan fuentes de UGT. Por ejemplo, no poder ver la historia clínica de los pacientes o la imposibilidad de extender recetas o de solicitar pruebas diagnósticas.

El sindicato salva de este «caos» a los médicos y enfermeras por el esfuerzo al trabajar en estas condiciones y de tratar de atender a los ciudadanos lo mejor posible. «Estos profesionales no son los culpables» de lo que ha ocurrido, concluyen fuentes de Unión General de Trabajadores.

Una actualizacióm «inoportuna»

Por su parte, la Asociación de Informáticos de Instituciones Sanitarias de Castilla y León, convocante de la huelga, arremete contra la Junta de Castilla y León «por la falta de previsión para organizar los servicios mínimos».

Asimismo, este colectivo responsabiliza a la administración sanitaria autonómica de los trastornos ocasionados debido a la «inoportuna» decisión de actualizar el programa Medora estando vigente el paro desarrollado para exigir una situación laboral más estable, por lo que han alzado la voz para reclamar el acceso a plazas en propiedad del personal temporal que desempeña su función en distintas áreas de la administración pública.

En su caso, estos técnicos informáticos creen que están sometidos a un «fraude de ley», ya que la oferta pública de empleo de Castilla y León anunciada por la Junta puede «poner en la calle» a trabajadores que ahora están contratados de manera provisional, explican fuentes del colectivo que hoy ha ido a la huelga.