Un brigadista resulta herido en una mano durante las tareas de control del incendio de La Granja

Puesto de mando en el Real Sitio de San Ildefonso, este lunes por la mañana. /Nacho Valverde-Ical
Puesto de mando en el Real Sitio de San Ildefonso, este lunes por la mañana. / Nacho Valverde-Ical

El agente ha necesitado atención en el Hospital General de Segovia debido a un corte en una mano

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZLa Granja

El coordinador de la Dirección General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, Javier Muñoz, ha advertido de la peligrosidad que entrañan las labores de control y extinción del incendio forestal declarado este domingo en las inmediaciones serranas del Real Sitio de San Ildefonso. Especialmente complicados están resultando los trabajos en el flanco derecho, que avanza muy lentamente hacia el emblemático pinar de Valsaín.

En las últimas horas, un brigadista ha tenido que ser evacuado al Hospital General de Segovia para atenderle por el corte sufrido en una mano. Hasta ahora, aparte de las incalculables pérdidas provocadas por las llamas en un paraje con un elevado valor ecológico y natural, esta es la única incidencia padecida por el operativo desplegada y que está compuesto por más de doscientas personas después de que se sumaran a las tareas de extinción 128 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), los cuales están trabajando en dos turnos.

En las primeras horas de este lunes, la mayor preocupación en cuanto a la evolución del fuego se centraba en el avance hacia el pinar de Valsaín. Los agentes se han dedicado a tratar de frenar la lengua de fuego y acondicionar el terreno para impedir reproducciones. Esas intervenciones se han localizado especialmente en la zona conocida como Monte del Moño de la Tía Andrea. El coordinador de la Dirección General de Medio Natural, Javier Muñoz, ha explicado que ese progreso del frente hacia los pinares de Valsaín «está siendo lento ya que baja por la ladera pero con el viento en contra».