El tercer incendio de pelusas esta semana amenaza la ribera del Eresma en el barrio de San Lorenzo

Una policía local observa el humo generado por el incendio de las pelusas./El Norte
Una policía local observa el humo generado por el incendio de las pelusas. / El Norte

Los bomberos tardaron más de dos horas en sofocar el fuego, que alcanzó algunos troncos de árboles

QUIQUE YUSTESegovia

El aumento de las temperaturas debido a la proximidad del verano hace que también sea mayor el riesgo de incendios. Si además en las últimas semanas de la primavera los parques y jardines se llenan de las pelusas que desprenden los chopos, el riesgo de incendios aumenta todavía más debido a la alta inflamibilidad del material desprendido de los árboles. Así, los bomberos de Segovia han tenido que intervenir hasta en tres ocasiones durante los últimos días para sofocar sendos incendios generados por las bolas de hebras blancas generadas en chopos y álamos, principalmente.

El último ha tenido lugar hoy en la calle Laud del barrio de San Lorenzo. El fuego se ha originado en torno a las 15:45 horas y ha obligado a los bomberos a actuar en la zona durante más de dos horas. El incendio, según informan fuentes del parque de bomberos de Segovia, estuvo disperso en varios focos y afectó a una pequeña superficie de matorral, quemando también algún tronco de árbol seco que se encontraba en la zona. Sobre las seis de la tarde, los cinco bomberos que se desplazaron al lugar, han dado por controlado el fuego, para cuya extinción necesitaron vehículos.

Por suerte no hubo que lamentar heridos y tampoco fue necesario desalojar ninguna de las viviendas próximas al incendio, que se originó a escasos metros del paso del río Eresma por el barrio de San Lorenzo. El origen del incendio aún se desconoce, aunque los bomberos reconocen que pudo deberse a múltiples causas debido a la facilidad con la que prenden las pelusas, sin descartarse que haya sido provocado. Algunos vecinos del barrio señalaron también la falta de limpieza de la zona como una posible causa del incendio.