Asesinan en Colombia a un antiguo médico adjunto del Hospital de Segovia

Captura de la noticia de Televisión Caracol. /
Captura de la noticia de Televisión Caracol.

Óscar Guillermo Gutiérrez, de 32 años, había estado cerca de dos años en la unidad de Anestesiología y desde inicios de año trabaja y vivía en Madrid

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Óscar Guillermo Gutiérrez, de 32 años de edad, ha sido asesinado en Colombia. Según informa el departamento de seguridad de Palmira, municipio donde tuvo lugar el suceso el pasado viernes, el joven médico falleció tiroteado por un sicario que se acercó en moto mientras la víctima conducía su coche. Al llegar a su altura le descerrajó dos disparos, uno de ellos en la cabeza, según recogen varios medios del país sudamericano que se han hecho eco de la noticia, como Televisión y Radio Caracol o 90 Minutos. En dichas publicaciones hacen referencia a que el fallecido, que se hallaba en su país para visitar a su familia, había estado trabajando en el Hospital General de Segovia.

El Colegio Oficial de Médicos ratifica que Óscar Guillermo Gutiérrez había estado trabajando en el complejo asistencial, concretamente en la unidad de Anestesiología como médico adjunto. Además, el órgano profesional que preside Enrique Guilabert expresa sus condolencias y pesar ante el fatal suceso, aunque apenas disponía ayer de más información ni datos acerca de las circunstancias del asesinato, salvo lo publicado por medios colombianos.

La alcaldía y las autoridades de Palmira ofrecen una recompensa de hasta diez millones de pesos, unos 3.000 euros, a quien aporte información sobre los autores materiales e intelectuales del asesinato

La alcaldía y las autoridades de Palmira ofrecen una recompensa de hasta diez millones de pesos, unos 3.000 euros, a quien aporte información sobre los autores materiales e intelectuales del asesinato

Por su parte, fuentes de la comunidad sanitaria de Segovia recuerdan el paso del fallecido y confirman que su estancia en el Hospital General duró cerca de dos años. También señalan que a principios de 2018 se trasladó a Madrid, donde actualmente trabajaba y residía. Algún excompañero incluso se ha sumado con un comentario a las muestras de dolor que se suceden en el muro de Facebook de la Secretaría de Seguridad de Palmira.

Este organismo anuncia a través de sus perfiles en redes sociales que la alcaldía y las autoridades del municipio ofrecen una recompensa de hasta diez millones de pesos –cantidad equivalente a algo menos de 3.000 euros– a quien aporte información sobre los autores materiales e intelectuales del asesinato.

 

Fotos

Vídeos