«Alguien ha torcido la verdad: la Junta no tiene intención de cobrar por ir a la ermita de San Frutos»

Ermita de San Frutos, en el final del camino. /El Norte
Ermita de San Frutos, en el final del camino. / El Norte

El delegado territorial, Javier López-Escobar, se desmarca de la Fundación Patrimonio Natural y recuerda que la medida debería ser aprobada por el parque, cuyo patronato preside

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

«Hay alguien haciendo campaña y agitando con un interés distinto a la protección del parque, pero a mí, que presido el patronato del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón, no me ha llegado, ni oficial ni extraoficialmente, propuesta alguna para privatizar el acceso a la ermita de San Frutos. Alguien ha buscado tres pies al gato. El borrador que la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León ha enviado a los ayuntamientos de Carrascal del Río y Sepúlveda es papel mojado hasta que el patronato del Parque se pronuncie, porque quien hace el orden del día del patronato soy yo, y ni he puesto esa propuesta ni la pondré. La Junta no privatizará el acceso. No estoy mintiendo».

El delegado de la Junta de Castilla y León en Segovia, Javier López-Escobar, ha vuelto este jueves a desmentir, con contundencia, que la Junta de Castilla y León maneje proyecto alguno para privatizar el camino de acceso a la ermita de San Frutos, como han denunciado públicamente tanto el alcalde de Sebúlcor, Jorge Benito (PSOE), como los integrantes de la Asociación de Amigos del Convento de la Hoz, a raíz del borrador que la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, dependiente de la Junta, ha enviado a los ayuntamientos de Carrascal del Río y Sepúlveda, que detalla incluso las cantidades que se cobrarían en un supuesto peaje para acceder a la parte final del camino de San Frutos, comprendida entre el cruce de Villaseca con la SG-V2418 y el aparcamiento, en las proximidades de la ermita.

«La Junta de Castilla y León tiene intención de arreglar el camino que conduce a la ermita de San Frutos, y, si es posible, hacerlo de una manera más duradera y sostenible -explicó López-Escobar-. Pero esa intención no se ha sustanciado en ningún plan concreto que haya llegado hasta mí, que soy quien establece el orden del día y lleva las propuestas al patronato. A la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León se le encargó que proyectara el arreglo, y en ello estaban, pero alguien ha creído oportuno presentar un borrador de convenio a los alcaldes de Carrascal del Río y Sepúlveda porque, al parecer, para actuar sobre el camino debe tener su dominio; a alguien se le ha ocurrido la brillante idea de proponer a esos ayuntamientos el mantenimiento futuro del acceso mediante el cobro de un peaje y de un aparcamiento. Yo ya he hablado con el director de la Fundación y le he dejado claro que cualquier proyecto sobre el camino o el aparcamiento debe aprobarlo el patronato del parque, con lo cual ningún convenio tiene valor mientras no exista el consentimiento del patronato que yo presido, ni ese ni el que proponga el obispo de Burgos si quiere trasladar la catedral al parque».

El peaje, en cifras

Efectivamente, los ayuntamientos de Carrascal del Río y Sepúlveda recibieron una solicitud de la Fundación, con fecha de 24 de abril, para proceder a la cesión del camino por veinticinco años, como paso previo a poder adjudicar la explotación del peaje a la entidad. El polémico documento, aireado por el alcalde de Sebúlcor, propone el establecimiento de un peaje en toda regla: «Los visitantes que accedan con sus vehículos a los aparcamientos del Camino de San Frutos realizarán una aportación, la cual les permitirá además de disfrutar del Servicio de Información, la entrada a la Casa del Parque Hoces del río Duratón para un máximo de cinco personas por vehículo en el horario de apertura del centro. El servicio propuesta deberá conseguir el equilibrio económico-financiero. Con este motivo se ha realizado un estudio de la afluencia de visitantes a San Frutos a partir de los datos recogidos en el año 2018. El servicio se realizará bajo la dirección del director conservador del Parque Natural de las Hoces del río Duratón. Los precios para los usuarios serán los siguientes: moto, 2 euros; vehículo ligero, 4 euros; autobús, 10 euros».

Al conocer la propuesta, el alcalde de Sebúlcor expresó su malestar: «Este municipio de Sebúlcor es parte integrante de la junta rectora del parque, y ni siquiera se nos ha comunicado; se ha querido realizar estas gestiones a espaldas nuestras con alevosía y premeditación». Para la Asociación Amigos del Convento de la Hoz, el delegado territorial de la Junta no dice la verdad, pues el documento prueba las «verdaderas intenciones» de la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León.

«Ya he hablado con el alcalde de Sebúlcor y le he dado mi garantía de que el documento no ha salido de la Delegación de la Junta. Si no se lo cree, allá él. La Junta no tiene ninguna intención de privatizar y en ningún caso se va a aprobar un proyecto sin que pase antes por el patronato del Parque Natural (donde el alcalde tiene voz y voto), hable de la instalación de un peaje, de un depósito de residuos nucleares o de legalizar la poligamia. A los Amigos del Convento de la Hoz quiero matizarles que ni presido la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León ni miento. En el supuesto de que yo estuviera maniobrando, estaría haciendo el tonto, y, o digo la verdad o hago el tonto, pero no miento. Alguien ha torcido la verdad y ha convertido el asunto en una polémica pública».