El abogado de IU enfada al fiscal jefe: En 46 años de carrera «no he escuchado una referencia así al ministerio público»

El fiscal jefe de Segovia, Antonio Silva. /Antonio Tanarro
El fiscal jefe de Segovia, Antonio Silva. / Antonio Tanarro

Antonio Silva acusa a López Villa de hacer «un discurso patriótico» en el juicio por las prejubilaciones de Caja Segovia y este considera que ha habido «dejación de funciones»

El Norte
EL NORTESegovia

El fiscal jefe de Segovia, Antonio Silva, se ha convertido en protagonista en la recta final de la primera sesión del juicio de las prejubilaciones de Caja Segovia al pedir al presidente de la Sala, hasta en dos ocasiones, que no consintiera el trato del abogado de IU, Alberto López Villa, al Ministerio Fiscal, que defendió que el debate sobre si la Fundación Caja Segovia es acusación particular no existiría «si la Fiscalía» hubiera observado «indicios de delito», ya que no ha seguido los motivos que se reflejan en la Ley de Enjuiciamiento Criminal, informa Ical.

Tras escuchar a los abogados de once acusados, la fiscal tomó la palabra recordando la petición de sobreseimiento porque «no concurre» infracción penal, como se recogió en el auto dictado por el primer juez instructor en junio de 2016, «con un gran rigor jurídico». La fiscal remarcó su adhesión a las cuestiones planteadas por las defensas y «hacemos nuestros sus argumentos», con la petición la aplicación de la 'Doctrina Botín'.

La intervención de la representante del Ministerio Público no gustó al abogado de la Fundación Caja Segovia pero, sobre todo, enfadó al abogado de IU, Alberto López Villa, que ejerce la acusación popular, que cargó con la Fiscalía de Segovia, provocando la intervención airada de Antonio Silva, que aseguró que, en sus 46 años de carrera, no había escuchado «una referencia así al Ministerio Fiscal».

El magistrado presidente de la Sala pidió a López que no vertiera opiniones sobre el resto de las partes. López Villa argumentó que sólo quería poner de manifiesto que el debate planteando en todas las cuestiones previas de las defensas no existiría si la Fiscalía hubiese visto «indicios de delito», no efectuando acusación «por motivos distintos» a los que refleja la Ley de Enjuiciamiento Criminal y recriminando «dejación de funciones del Ministerio Fiscal».

Antonio Silva volvió a pedir al magistrado que paralizada la intervención de López Villa, al que acusó de «buscar» la celebración del juicio a toda costa y que «no es nadie el letrado» para poner en duda el principio de objetividad del Ministerio Público, acusándole de hacer «un discurso patriótico».

A la salida de la Audiencia, el abogado de IU explicó a los medios que no se lo tomaba como «un ataque hacia mi persona» sino dirigido a la acusación que están practicando porque su obligación era explicar el largo debate de la acusación particular es necesaria para que el proceso continúe, al haber «una ausencia de acusación» de la Fiscalía por motivos «inconfesables» e «insostenibles», asumiendo las tesis de las defensas lo que no es cometido en «éste ni en cualquier otro delito». Para López Villa, el fiscal jefe no hubiera tenido «una actitud tan agresiva» si fuera «algo normal» y «cotidiano» lo que está haciendo sino que, en su opinión, es «algo anormal» y de ahí «la reacción tan airada que ha tenido».

 

Fotos

Vídeos