La Universidad apoya a la catedrática que se querellará en el caso Cifuentes

Ángela Figueruelo, en una imagen de archivo. /WORD
Ángela Figueruelo, en una imagen de archivo. / WORD

Cabero recalca que la profesora de Derecho Constitucional «no está inmersa en nada» y defiende «la calidad» del sistema universitario

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

La Universidad salió ayer en defensa de la catedrática de Derecho Constitucional, Ángela Figueruelo, quien anunció que presentará una querella criminal contra los responsables de la falsificación de su firma en un acta rubricada en mayo de 2012 en el Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos, donde se convalidaron, presuntamente de forma fraudulenta, tres asignaturas del polémico máster que cursó la entonces delegada del Gobierno y actual presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.

El apoyo de la institución académica salmantina a su docente quedó patente en las declaraciones que efectuó ayer el vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cabero, tras ser requerido por los periodistas sobre este espinoso asunto.

Más información

Cabero puntualizó, en relación a la inesperada implicación de Figueruelo en el caso Cifuentes y el escándalo generado por la presunta falsificación de su firma, que «ella no está inmersa en nada y solo he visto cómo su nombre aparecía» en un documento sobre el que existen sospechas que otras cuatro de las seis firmas que figuran en el acta de la Comisión de Garantía de la Calidad del máster también fueron falsificadas. Además, confirmó que la catedrática en Derecho Constitucional emprenderá «acciones legales», ratificando en este sentido el anuncio vertido por la propia profesora en la mañana del pasado martes, cuando se mostró especialmente indignada al señalar que la falsificación de su firma constituía «un delito muy grave» y que iba a presentar una querella criminal.

Tras ser preguntado por las duras críticas vertidas por la senadora salmantina del PSOE, Rosa López, contra el Gobierno, a quien responsabilizó de estar «arrastrando al fango» a la universidad española por la sucesión de irregularidades en torno a cómo se matriculó y aprobó finalmente Cristina Cifuentes el Máster de Derecho Público del Estado Autonómico por la Universidad Rey Juan Carlos, el vicerrector efectuó una reflexión en voz alta sobre el significado y la repercusión que conlleva la conmemoración del VIII Centenario durante la presente anualidad. En este sentido remarcó que uno de los «objetivos prioritarios» de la Universidad de Salamanca durante este 2018, año de conmemoración de la magna efeméride, es «subrayar y hacer partícipe a toda la sociedad de la importancia de tener un buen sistema universitario público»».

Satisfacción

El vicerrector de Política Académica y Participación Social reiteró que «en España tenemos un sistema del que podemos estar satisfechos», lo que no fue óbice para que reconociera que «siempre tenemos que seguir trabajando para mejorar su calidad y el servicio que prestamos a la sociedad como servicio público que somos».

Figueruelo negó tajantemente el pasado martes que hubiera dado clases en el máster donde estuvo matriculada Cristina Cifuentes, aunque sí admitió que era miembro del Instituto de Derecho Público, organismo académico vinculado a la estructura de la universidad madrileña. En dicho instituto figura como miembro del Consejo Académico Rector.