BALONCESTO - LEB Plata

El CB Tormes despide la primera fase de la Liga visitando al Igualatorio Cantabria Estela

Una acción del partido ante el Estela Catabria de la primera vuelta en Würzburg. /MARÍA SERNA
Una acción del partido ante el Estela Catabria de la primera vuelta en Würzburg. / MARÍA SERNA

El equipo salmantino, colista del grupo, recupera a Lucas Antúnez en un duelo que puede ser mucho más importante de lo que parece si los cántabros caen a la fase de la salvación

REDACCIÓN / WORDSalamanca

Parece un choque intrascendente para el Quesería La Antigua – CB Tormes pero puede ser muy importante si el rival de hoy de los salmantinos, el Igualatorio Cantabria Estela cae a la fase de la permanencia. Los de Jandro Zubillaga, colista del grupo Oeste, visitan esta tarde al conjunto cántabro en Santander a partir de las 20 horas -jornada unificada- frente al Igualatorio Cantabria Estela, actual sexto clasificado y con plaza por ahora en la fase por el ascenso.

Los charros ya ganaron a los cántabros en la primera vuelta, por lo que si vencen mañana y su rival se clasifica en el grupo por la permanencia, La Antigua sumaría automáticamente dos victorias más en su casillero particular -en la segunda fase solo cuentan los triunfos ante rivales directos-.

El equipo charro viaja de nuevo con la baja de Pere Sureda, aunque recupera a Lucas Antúnez. Como rival, los tormesinos tendrán a Igualatorio Cantabria, que depende únicamente de sí mismos ya que un triunfo en su pista ante Salamanca supondría su salvación matemática. En caso de que ganaran los jugadores de Jandro Zubillaga, los cántabros podrían quedar fuera de la salvación si también perdieran los otros dos equipos con 12 victorias (Marín y Zornotza) y ganara Bodegas Rioja Vega, lo que propiciaría un cuádruple empate que llevaría a los cántabros a quedarse fuera del grupo por el ascenso.

El entrenador catalán Jandro Zubillaga asegura que la meta de los charros es «ajustar emociones y tomarnos en este partido un poco la revancha del último, por lo menos en cuanto a sensaciones se refiere». Además, el técnico de los charros es consciente de que «hay que quemar la última carambola que tenemos, y mientras sea factible, hay que intentarlo», asegura. «Ellos se juegan mucho, pero también se la jugaban en la primera vuelta, por las posibilidades que tenían de Copa y logramos ganarles», añade. En cuanto al futuro de la competición, Zubillaga reconoce «sabemos lo que nos queda, pero estamos centrados primero en éste partido, luego tendremos unos días libres para desconectar un poco ya que no hay competición la próxima semana y volver con más fuerza», subraya.