El temor a perder los fondos europeos obliga a buscar ayuda para el proyecto de los huertos

Área de la ribera del Tormes en la que están previstos los 600 nuevos huertos urbanos./WORD
Área de la ribera del Tormes en la que están previstos los 600 nuevos huertos urbanos. / WORD

El Ayuntamiento admite que no dispone ni de personal ni de medios técnicos suficientes y busca una empresa externa para construir la lonja urbana prevista

Ricardo Rábade
RICARDO RÁBADESALAMANCA

El ambicioso proyecto de creación de 600 huertos urbanos en la zona de Lasalle y Tejares, enmarcado dentro de la estrategia de desarrollo urbano sostenible Tormes+ y encuadrado también dentro Plan de Infraestructuras Verdes que promueve elAyuntamiento de Salamanca, está obligando al Consistorio a buscar apoyo y asesoría externa, fuera del ámbito cotidiano del trabajo de sus técnicos municipales, para poder llevar a cabo su realización.

Buena prueba de ello es que el Gobierno bipartito municipal que capitanea el alcalde Carlos García Carbayo, y del que forman parte los concejales del Partido Popular y Ciudadanos, ha sacado a concurso público el expediente de contratación del servicio de asistencia técnica para la redacción y la dirección facultativa del proyecto básico y de ejecución de las obras de edificación de la lonja urbana proyectada en el marco de los futuros 600 huertos urbanos que quiere habilitar el Consistorio en Lasalle.

En la bases de este concurso público se indica que el importe inicial de la licitación asciende, incluyendo el IVA, a un total de 43.972 euros.

El tercer teniente de alcalde, Fernando Rodríguez, argumenta en la resolución que rubricó el pasado 26 de agosto que la Unidad Ejecutoria delproyecto Edusi Tormes+, que forma parte de la estructura del Consistorio salmantino, «no posee en la actualidad medios humanos y técnicos suficientes para proceder a la redacción y dirección facultativa del necesario proyecto básico y de ejecución, dado que se requiere una especialización tanto en medios como en conocimientos que no se disponen, por lo que dada la necesidad del proyecto técnico, así como los plazos de desarrollo y ejecución impuestos por la estrategia de desarrollo urbano sostenible Tormes+, y demás exigencias de la convocatoria de la estrategia europea que podrían implicar una grave pérdida económica de financiación europea para el Ayuntamiento de Salamanca, es por lo que se considera necesario acudir a una contratación de asistencia técnica externa».

En virtud de todo lo anterior , el Ayuntamiento entiende, tal como especifica Fernando Rodríguez en su resolución de este pasado lunes, que «se considera debidamente justificada tanto la conveniencia y la necesidad de la actuación para la redacción y dirección facultativa del proyecto básico y de ejecución de las obras de ejecución de instalaciones de ocio sostenibles (lonja urbana) en el ámbito de huertos urbanos», así como la necesidad de su contratación externa «por la insuficiencia de medios personales y técnicos de la unidad ejecutora municipal».

La licitación de este nuevo contrato municipal ya ha sido publicada en la Plataforma de Contratación del Estado, departamento que forma parte del organigrama del Ministerio de Hacienda.

En la convocatoria se indica que la empresa que resulte seleccionada finalmente deberá redactar el proyecto básico y de ejecución, así como el estudio de seguridad y salud de las instalaciones previstas dentro del proyecto de creación de los 600 huertos urbanos, como son la futura lonja urbana y un espacio dotacional de restauración.Además, se contemplan dos fases para la ejecución del proyecto, que se extenderán hasta el año 2022.

En el caso de la futura lonja urbana, la propuesta municipal contempla la urbanización de la zona para el desarrollo de este lonja-mercado, con una superficie total de 2.000 metros cuadros, que permitirá el conocimiento e intercambio de productos, pero también, con un carácter totalmente versátil, la realización de otras actuaciones culturales y sociales, como un mercado hortofrutícola, un mercado artesanal, además de diversa ferias gastronómicas y exposiciones.

Precisamente, el pasado 6 de agosto el Consistorio aprobó la licitación de las obras para la creación de un parque de más de 100.000 metros cuadrados en el entorno de la ribera del río Tormes con 600 huertos urbanos ecológicos y nuevas zonas de ocio y disfrute. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de más de 2,4 millones de euros y está vinculada a la agricultura ecológica, enmarcada en la estrategia Tormes+, que dispone de un presupuesto de cerca de 19 millones de euros, cofinanciados a partes iguales por los fondos Feder y el Consistorio.

Cuatro modalidades

El proyecto de los huertos urbanos contempla la creación de cuatro modalidades de huertos, destinándose al ocio, a fines sociales, a la investigación y a la formación. Cada uno abarcará una superficie media de 50 metros. Estarán delimitados en once sectores vallados con medidas de seguridad, entre las cuales se incluyen cámaras de vídeovigilancia y control digital de acceso.

Este proyecto contempla también la construcción de una nave para almacén destinada a la gestión sobre una superficie de 300 metros, donde se ubicarán aseos públicos y una zona para el alquiler de aperos. También se creará un aljibe de 2.500 metros cúbicos para el mantenimiento de los huertos urbanos, que contará con una planta fotovoltaica de bombeo, contadores de agua y alumbrado público eficiente.