SATSE denuncia el cierre de 40 camas en verano en el Hospital de Salamanca

Fachada del Hospital Universitario de Salamanca. /LAYA
Fachada del Hospital Universitario de Salamanca. / LAYA

Desde el Complejo Hospitalario se asegura que son «bloqueos», ya que en caso de necesidad se utilizan, y que este año no se realizarán en plantas completas

R.M.G. / WORDSALAMANCA

El Sindicato de Enfermería (SATSE) denunció ayer el cierre de aproximadamente 40 camas en el Complejo Hospitalario de Salamanca y criticó que las administraciones sanitarias utilicen todos los años como «chivo expiatorio» el argumento de que «la gente se va de vacaciones» para cerrar camas y servicios.

Desde el centro salmantino se asegura que no son cierres, sino «bloqueos», es decir, que en caso de necesidad se utilizarían. Además, destacan que, al contrario que otros años, durante este verano no se cerrarán plantas completas.

La reorganización de las unidades de hospitalización para la adecuación de camas se realiza desde el 1 de julio al 30 de septiembre. El motivo, explican «es la disminución de la presión asistencial durante los meses de verano, y añaden que «dentro de la gestión sanitaria hay que hacer una utilización racional de los recursos para dar respuesta a la demanda y a las necesidades de cada momento, influidas en gran parte por factores estacionales». Por ejemplo, añaden, en el invierno, la apertura de camas es necesaria debido al aumento de ingresos hospitalarios por gripe, bronquiolitis, etc.

Este año, como novedad, no se van a bloquear plantas completas, si no de manera parcial

Cabe destacar, que el Hospital ha planteado para este verano un nuevo modelo que consiste en no bloquear plantas completas, si no parciales. Así, «los servicios bloquean estructuralmente las habitaciones pero no se cierra la unidad de hospitalización al 100% y esas camas están disponibles ante cualquier necesidad». Consideran que este sistema mejora el confort del paciente y destacan la valoración positiva por parte del personal de las unidades, ya que se reorganizan sus turnos y vacaciones sin tener que cambiar de unidad.

Sin embargo, desde SATSE se denuncia el cierre de 12.700 camas en los hospitales españoles, 452 en Castilla y León y aproximadamente 40 en Salamanca. Insiste en que las administraciones sanitarias usen el argumento de que «la gente se va de vacaciones» para cerrar camas y servicios,» además de no suplir adecuadamente a las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas en los centros, lo que conlleva un menor número de ellos para atender adecuadamente a pacientes y ciudadanos».

El Sindicato de Enfermería lamenta que, «en lugar de aprovecharse el verano para seguir trabajando en la reducción de las listas de espera, estas se incrementan aun más al paralizarse las consultas externas, las pruebas diagnósticas y las intervenciones quirúrgicas no urgentes». Otra consecuencia negativa es la «masificación» de pacientes en Urgencias.

«Los servicios sanitarios siguen sin querer entender que las personas no eligen la fecha del año en la que ponerse enfermas y en verano, como en cualquier otro momento, necesitan ser atendidos con la calidad y seguridad que se merecen», afirman.