Ofrecen casa en Villavieja de Yeltes a la familia salmantina a la que se le evitó el desahucio

Adolfo y Coral, los niños de la pareja. /WORD
Adolfo y Coral, los niños de la pareja. / WORD

La pareja de la capital ha tenido que aceptar, por su «situación desesperada», la vivienda que la Junta le oferta, aunque reclaman que sea en un lugar más cercano a su municipio

ROSA M. GARCÍA / WORDSALAMANCA

La Junta de Castilla y León ha ofrecido una vivienda de alquiler social en la localidad de Villavieja de Yeltes a la familia salmantina a la que el juez, a instancias del Ayuntamiento de Salamanca, paró un desahucio que tenía que haberse producido el pasado día 5 de este mes.

Como se recordará, desde el Consistorio se intervino para abonar la deuda del alquiler que tenía la pareja y se comprometió a dar una solución a su situación antes del plazo de un mes, ya que el día 5 de julio deben abandonar su vivienda.

La pareja, Adolfo F. B y Cristina de la Rosa, y su dos niños pequeños llevan meses residiendo en una vivienda en la calle Diego Hurtado de Mendoza, sin luz y sin agua; y hasta que se hizo cargo el Consistorio salmantino, debían varios meses de alquiler. Ambos, en paro, con unos ingresos de 426 por el PAE desde marzo, no podían hacer frente a los gastos.

Unas semanas después desde la paralización del desahucio y unos días antes del fin del plazo dado para que se fueran de su residencia actual, la Junta les ha ofrecido una vivienda en Villavieja de Yeltes, a unos 80 kilómetros de su ciudad, Salamanca. «Sorprendidos y descolocados», tachan de «injusto» que esta casa esté tan alejada del municipio en el que están empadronados

Sin embargo, la aceptaron, dada su «situación desesperada», aunque no les han dado fecha para el traslado ni un contrato para firmar. Pero «no lo entienden», por lo que estos días están solicitando a distintas instituciones su mediación para lograr una casa más cercana. Así, han enviado escritos al presidente de la Junta, al Defensor del Pueblo, al Ayuntamiento de Salamanca, al director general de la Vivienda, a la Consejería de Familia, a Servicios Sociales, etc.

Según la documentación facilitada, el pasado día 24 se les convocó por el Servicio Territorial de Fomento para notificarles la vivienda ofertada. En la reunión, además de la familia, estuvieron presentes la jefa de la Sección de Parque Público de Vivienda, en representación de dicho Servicio; y la trabajadora social del CEAS de Pizarrales, de Bienestar Social del Ayuntamiento de Salamanca. Durante el encuentro, se les dio a conocer las características de la vivienda que tenían disponible; una casa cuya renta mensual es de 41,543 euros al mes, más los gastos de suministros, y que solo cuenta con equipamiento de cocina, sin ningún otro mueble.

Continúan sin luz y sin agua

A la espera de ver lo que ocurre, esta familia continúa sin suministro de luz y sin agua en su vivienda, algo que, aseguran, desde el Ayuntamiento se les dijo en la reunión del 4 de junio que iban a solucionar. Pero no ha ocurrido. La familia para asearse, por ejemplo, se está desplazando a casa de familiares de Salamanca o amigos de Villamayor. Una situación de la que han informado por escrito a la Concejalía de Familia. Según dicen, «tiene mucho que ver la trabajadora social», de la que se quejan sobre el trato recibido y que les ha desestimado, aseguran, el 'cheque-bebé'.