Más de 230 municipios de Castilla y León tienen pendiente la rendición de cuentas y 36 no la han hecho nunca

El presidente del Tribunal de Cuentas, Mario Amilivia, (segundo por la izquierda), junto al salmantino Emilio Melero y otros consejeros. /MARÍA SERNA
El presidente del Tribunal de Cuentas, Mario Amilivia, (segundo por la izquierda), junto al salmantino Emilio Melero y otros consejeros. / MARÍA SERNA

El Consejo de Cuentas aprueba en Salamanca el informe anual sobre las cuentas del sector público local de la Comunidad en 2017 y su presidente propone sanciones económicas para los ayuntamientos que no cumplan

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

Un total de 231 ayuntamientos de Castilla y León, el 10,3% del total, tienen pendiente de rendición las cuentas de varios ejercicios y, entre ellos, 36 que no han rendido ninguna. De estos últimos, 1 municipio tiene más de 1.000 habitantes, 4 entre 500 y 1.000 y los 31 restantes son menores de 500 habitantes, la mitad de ellos con menos de 100.

Así se desprende del informe anual sobre las cuentas del sector público local de la Comunidad en 2017 aprobado hoy por el Consejo de Cuentas de Castilla y León en la reunión celebrada en Salamanca. El Consejo lleva la aprobación de este informe cada año a una provincia, con el doble objetivo de divulgar en la comunidad la actividad de la Institución y continuar impulsando el cumplimiento de la obligación legal de la rendición de cuentas por parte de las entidades locales.

En la rueda de prensa previa a la reunión del pleno del consejo, su presidente, Mario Amilivia destacó la necesidad de incrementar las medidas coercitivas para lograr una mayor grado de cumplimiento en la rendición de cuentas y el cumplimiento de las normas por parte de los ayuntamientos y el resto de las entidades locales de la región. Amilivia llegó a plantear modificaciones legislativas y propuso que esta medidas llegasen incluso a las sanciones económicas para los ayuntamientos menos cumplidores.

De acuerdo con el informe, el sector público local de Castilla y León está integrado por 4.751 entidades locales y 191 entes dependientes. A 31 de diciembre de 2018 (fecha de cierre a efectos del análisis del informe) rindieron la cuenta general de 2017 un total de 3.667 entidades locales, que representan el 77,2% del total, lo que supone un ligero incremento respecto al 76,6% alcanzado en el ejercicio anterior.

La rendición de cuentas de los ayuntamientos, con datos al cierre de cada ejercicio, disminuye 3,1 puntos porcentuales, al pasar del 82,7% correspondiente a las cuentas de 2016 al 79,6% de las relativas a 2017.

Según la información facilitada por el Consejo de Cuentas, la comparación de los niveles de rendición de los ayuntamientos por comunidades autónomas, pone de manifiesto que Castilla y León presenta valores ligeramente superiores a la media nacional (78,3%), pero cada vez más alejados de los mejores resultados (cinco comunidades se sitúan entre el 88% y el 97%). En el origen de estas diferencias se encuentra la adopción, por parte de estas últimas, de medidas que vinculan la concesión o el pago de subvenciones al cumplimiento de la obligación de rendición de cuentas.

En relación al total de las cuentas rendidas de 2017, en conjunto, el presupuesto agregado de ingresos de las entidades locales de la comunidad ascendió a 3.552,5 millones y el de gastos a 3.544,9 millones, con un superávit global de 7,5 millones.

Los municipios gestionan en torno al 70% del total de los recursos y gastos correspondientes a todas las entidades locales. Por su parte, las diputaciones reconocieron derechos y obligaciones por importes equivalentes al 26% del total. El resto de entidades locales en conjunto gestionó un 4%.