El PP se muestra satisfecho por el archivo de la denuncia por las primarias y pide la dimisión de Pablos

Iglesias, Mañueco y Carbayo, la noche electoral. /MARÍA SERNA
Iglesias, Mañueco y Carbayo, la noche electoral. / MARÍA SERNA

Consideran que fue «un complot contra el partido» en un momento decisivo

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El PP de Salamanca mostró hoy su satisfacción por el archivo de la denuncia anónima interpuesta contra el proceso de elecciones primarias y recalcó que «se demuestra que correspondía claramente a una operación política intencionada para desestabilizar las negociaciones» que llevaban a cabo para la formación de gobierno en la Comunidad. Lo que calificaron como «un complot contra el Partido Popular» en un momento decisivo, como expresaron a través de un comunicado.

Los populares salmantinos pidieron responsabilidades a quienes «han dado credibilidad a una denuncia falsa», y han puesto en duda «la honorabilidad de los afiliados y cargos de este partido». En este sentido, apuntaron a Fernando Pablos», secretario del PSOE salmantino, quien a juicio del PP de Salamanca «debería dimitir por haber dado credibilidad una denuncia anónima manifiestamente falsa» y por continuar «dañando intencionadamente» la imagen del Partido Popular en la ciudad.

La justicia valoró que la denuncia anónima «relata hechos de manera tergiversada y subjetivamente interesada para darles una apariencia delictiva» y que la persona «denunciante anónima» «ha obrado de mala fe».