BALONCESTO - LEB Plata

Mala imagen del CB Tormes en el último partido en casa de la primera fase de la Liga (40-71)

Acrobática entrada a canasta de Víctor Moreno./MARÍA SERNA
Acrobática entrada a canasta de Víctor Moreno. / MARÍA SERNA

El equipo salmantino, colista del grupo, cae con contundencia ante el Juaristi

REDACCIÓN / WORDSalamanca

Mala imagen de La Antigua–CB Tormes en el último partido en casa de la primera fase de la LEB Plata con una amplia derrota por 40-71 ante el Juaristi, que logró así además el pase a la siguiente ronda para luchar por el ascenso en Salamanca. El equipo charro apenas logró 40 puntos en el partido, un registro que deja ver lo que fue el encuentro para el CB Tormes.

Si en los choques anteriores, La Antigua–CB Tormes había dado un paso adelante, en el que le enfrentó ayer a Juaristi dio un enorme paso atrás. La Antigua no estuvo en el partido prácticamente desde el inicio, en el que mostró alarmantes faltas de concentración e ideas.

Tras los primeros cinco minutos de choque, Juaristi ya logró romper la barrera de los 10 puntos de renta, renta que no dejarían ya atrás nunca. Es más, fue acrecentándose hasta el final cuando se superaron los 30 de diferencia. Los charros se mostraron muy espesos en ataque en este primer parcial, con varias posesiones agotadas y mostrando verdaderos problemas a la hora de mover el balón en busca del aro rival. De hecho, el cuarto terminó con un pobre 10-21 favorable a los vascos.

El segundo parcial siguió en la misma tónica, de hecho el equipo charro sumó solo 3 puntos más que en el primero, con un único espejismo gracias a un 4-0 logrado por un mate de Osas y una buena finalización de Miska tras contraataque. A pesar de ello, los salmantinos solo se habían acercado 18-30, y acabaron finalizando la primera mitad con un descorazonador 23-39.

Pero si parecía que nada podía ir peor, en el tercer parcial, los charros solo fueron capaces de sumar 9 puntos (9-18), por lo que el partido quedó definitivamente roto: 32-57 con un equipo que no era capaz de ponerse a la altura ni ofensiva, ni defensiva de su rival.

Lo cierto es que a La Antigua no le funcionaba nada, ni el tiro exterior (3/15 al término de los 30 primeros minutos y 3/25 al final –un 12%-), ni el lanzamiento de 2 (8/21 hasta el tercer cuarto) ni las armas que habían mostrado en choques anteriores, como el recién llegado Casey Jones, que mostró un 2/10 en tiros de campo.

Al final, el equipo remó, pero muchas veces con más corazón que cabeza, para terminar con unos irrisorios 40 puntos en su casillero particular en un choque para olvidar.

Zubillaga

El entrenador fue muy crítico y aseguró que «no hemos sido capaces de entrar en el partido. Cuando no nos va bien no somos capaces de volver al encuentro por lo que sea. Tenemos que trabajar entre todos para mejorar y buscar cómo reaccionar cuando nos va mal para poder luchar».

 

Fotos

Vídeos