La HOAC quiere «evangelizar el mundo obrero» y aboga por «una nueva cultura sindical»

Berchmans Garrido, Gonzalo Ruiz y Abraham Canales./MANUEL LAYA
Berchmans Garrido, Gonzalo Ruiz y Abraham Canales. / MANUEL LAYA

Los cursos de verano de la Hermandad Obrera de Acción Católica, que reúnen a 300 personas, reivindican el mensaje del Papa Francisco

RICARDO RÁBADE / WORDSALAMANCA

Apuestan por llevar a cabo una «evangelización del mundo obrero» y consideran que hace falta una «nueva cultura sindical». Estos planteamientos son sustentados por los miembros de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), que reclaman también «una nueva atmósfera cultural, una nueva mentalidad, que haga posible una sociedad decente y un trabajo digno», tal como lo destacó ayer el presidente general de HOAC, Gonzalo Ruiz, quien presentó la nueva edición de los cursos de verano de esta organización católica acompañado por Berchmans Garrido, responsable de Formación, y Abraham Canales, responsable de Publicaciones.

Unas 300 personas, procedentes de diferentes diócesis del país, asisten hasta el próximo día 21 en la residencia de los Padres Paules de Santa Marta a estos nuevos cursos estivales, bautizados con el lema 'Una cultura del encuentro para superar la economía del descarte'. Se trata de un «momento privilegiado para reflexionar y ahondar en las dificultades y planteamientos del mundo obrero y del trabajo», remarcó Gonzalo Ruiz.

El presidente de HOAC denunció el callejón sin salida en el que, a su juicio, se encuentra la sociedad española y el planeta. «Hay 8,5 millones de personas en exclusión, 1.200.000 más que en 2007. En ese año había 600.000 personas en exclusión severa y ahora hay 1,8 millones. Si esto lo unimos a la degradación del planeta, estamos, como dice el Papa Francisco, en un callejón sin salida. O tomamos medidas drásticas o iremos dejando a millones de personas en la cuneta».

«Hace falta una nueva mentalidad para lograr una sociedad decente y un trabajo digno»

Refiriéndose al último informe FOESSA, Ruiz señaló que vivimos en «una sociedad en mutación, en la que aumenta la desigualdad, se erosionan las instituciones públicas y se está dando una gestión individualizada de la crisis, que ha traído particularismo, y comportamientos reactivos abiertamente xenófobos».

Por todo ello, la HOAC quiere «humildemente poner su granito de arena para caminar hacia otros horizontes», apuntó Ruiz, quien reconoció que «somos una gota dentro del océano, pero queremos seguir encontrándonos con todos los hombres y mujeres que luchan por una sociedad más equitativa y más justa».

Los cursos incluirán mañana jueves un «gesto público» de carácter reivindicativo a partir de las 19:00 horas en la plaza de Anaya.