BALONCESTO - Selección Nacional

Hernández: «El bronce mundial de la absoluta ha sido la guinda del pastel de un gran verano»

José Ignacio Hernández posa junto al seleccionador Lucas Mondelo con el bronce mundialista. /
José Ignacio Hernández posa junto al seleccionador Lucas Mondelo con el bronce mundialista.

El técnico salmantino analiza como dirigente de la FEB el reciente Mundial en el que la selección nacional femenina fue tercera

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

Precisamente hoy se cumplen ocho años del primer gran éxito de la selección femenina de baloncesto en un Mundial, cuando el equipo dirigido por el técnico salmantino José Ignacio Hernández conquistó el bronce en el Mundial de 2010, después llegó la plata de 2014 y la última ha sido el bronce que España conquistó este pasado domingo en Tenerife ante Bélgica y ahora con el preparador de Cabeza de Béjar como director deportivo de la Federación Española de Baloncesto para las selecciones femeninas. El entrenador charro realiza así el siguiente balance de un exitoso verano para el baloncesto femenino español.

–¿Qué balance se hace desde la Federación Española de Baloncesto del Mundial organizado en Tenerife y del nivel de baloncesto exhibido?

–En cuanto a la organización estamos muy satisfechos desde la Federación, realmente ha sido un éxito, uno de los mejores si no el mejor Campeonato del Mundo celebrado hasta ahora de baloncesto femenino. Con un grupo de trabajo encabezado por José Antonio Montero (vicepresidente ejecutivo), el trabajo de realización ha sido casi perfecto. Un gran éxito de público con pabellones llenos y no solo en los partidos de España sino que prácticamente en las últimas fases en todos los partidos y en muchos de la primera con muchos aficionados de países como Letonia, Senegal o Bélgica. Nos ha sorprendido la cantidad de aficionados que han venido de fuera. A nivel deportivo ha habido gran nivel. También ha sido un gran éxito económico para la isla de Tenerife como inversión.

–Y el papel de España con su bronce mundial y su sexto torneo de la selección absoluta sin bajarse del podio ha sido excelente.

–Son seis podios seguidos de esta generación, son tres medallas seguidas en campeonatos del mundo desde 2010, luego en 2014 y 2018. Eso significa que nuestro baloncesto femenino es magnífico y algo que será difícil de repetir en la historia. Solo España y Estados Unidos han logrado siempre medallas en estos campeonatos y eso habla del nivel de nuestro baloncesto. A nivel personal me siento un privilegiado de haber podido vivir la primera medalla en un Mundial como entrenador en 2010 y ahora en 2018 como director deportivo. Son cargos distintos pero muy feliz de haberlos vivido.

–Además les tiene que saber a doble triunfo porque la selección ha tenido que luchar contras varios contratiempos en forma de lesión durante la preparación y el campeonato.

–Sí, la ausencia de Sancho Lyttle que por suerte ha estado cubierta magníficamente por Astou Ndour nuevamente, los problemas de Silvia, Torrens, Cruz... Yo me quedo lo unido que ha estado todo el equipo, el departamento de la Federación y el trabajo en equipo que se ha hecho por todas partes. Con estos grandes técnicos y grandes jugadoras que tenemos todo es más fácil porque parecen que cuantos más problemas haya, mejor se superan. Jugadoras que quizá iban a tener un rol más de rotación han sabido asumir un rol más importante y eso es importante.

–¿Cómo se vivió por dentro la derrota en 'semis' ante Australia y cómo se levantó el equipo para luchar por el bronce?

–Todos éramos conscientes de que Estados Unidos y Australia podían estar un paso por delante de todos. Australia llegaba de hacer una gran fase y unos cuartos de final brillantes ganando a China por 40 puntos, que es algo espectacular. El partido de cuartos ante Canadá sí que era muy peligroso y luego en semifinales lo vimos cerca pero algunos factores hicieron que no se pudiera llegar a la final. Pero toda la expedición era consciente de que una medalla era muy importante y la mentalidad fue positiva desde el inicio. Las más veteranas y el equipo técnico fueron capaces de recuperar a todas las compañeras para estar a la altura en el partido por el bronce.

–¿Cómo valora la aportación al bronce de las jugadoras de Avenida?

–De Laura Gil poco más se puede decir, ha batido todos los récords porque es su 15ª medallas con las diferentes selecciones nacionales. Es una trabajadora incansable que se ha peleado con las mejores pívots del mundo y de WNBA. Es clave para el resto del equipo. Silvia Domínguez tiene la virtud de que puede aportar tanto dentro de la cancha como fuera y en este caso por los problemas que ha tenido ha aportado mucho fuera, que a veces no se valora. Tuvo al mala suerte de la lesión pero siempre ha sumado. Y Belén hizo una gira espectacular, es una jugadora joven que tiene mucho recorrido y la sensación que hay en el equipo técnico es fantástica, seguro que lo mejor para Belén está por llegar si sigue en esta línea.

–A nivel personal, ¿contento? Era el primer gran campeonato desde que José Ignacio Hernández como director deportivo de las selecciones femeninas de la FEB.

–Sí, muy contento, satisfecho y muy reconocido y valorado por parte de la Federación y eso me llena muchísimo. Hemos trabajado todos mucho y muy duro desde hace muchos meses desde que empezamos a preparar los torneos. Es un trabajo de mucha gente, quizá eso no se perciba desde fuera, y da gusto trabajar en una casa como esta. A partir de ahí, muy feliz por los resultados conseguidos. El bronce U-16, la plata U-18 y el oro U-20 en mi primer año como director deportivo de la Federación y cerrarlo con el bronce absoluto es la guinda al pastel, es la cuarta medalla de un verano fantástico.

–Siempre se dice que una medalla a nivel internacional puede ser un importante empujón para el baloncesto femenino, ¿confían en que este bronce ayude a recuperar el gran nivel de la Liga de pasados años y que va creciendo poco a poco en las últimas campañas?

–Ojalá sea así. El gran trabajo que hay detrás de técnicos, jugadoras y clubes, unido al de patrocinadores como el de la Liga DIA, se merecen una mayor visibilidad y esto es inaudito, ver televisiones, medios nacionales o cómo se han volcado los medios locales como en Tenerife ha sido espectacular. En Tenerife había gente hasta para ver a las jugadoras cuando salían del hotel para ir a los partidos. Ver la repercusión que ha tenido este Mundial espero que sirva para que nuestro deporte dé un pasito más y para que políticos y medios de comunicación se den cuenta de que el baloncesto femenino español merece un poco más porque hay mucha gente interesada detrás de él.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos