La Diputación señaliza la ruta turística del Toro Bravo y Dehesa Salmantina

Señalización de la Ruta Toro Bravo y Dehesa salmantina. /WORD
Señalización de la Ruta Toro Bravo y Dehesa salmantina. / WORD

Catorce ganaderías de la provincia forman parte de esta novedosa iniciativa

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La Diputación de Salamanca ha procedido durante las últimas semanas a ejecutar el proyecto de señalización turística de la innovadora Ruta Toro Bravo y Dehesa Salmantina, de la que forman parte catorce ganaderías de la provincia.

Junto a la promoción en ferias, edición de folletos y campañas de divulgación, la delegación de Turismo de la Diputación contemplaba para consolidar este producto turístico puesto en marcha a finales del pasado año, el desarrollo de un proyecto de señalización que permitiera la identificación tanto de la ruta como de las ganaderías.

Con esta premisa, coordinada con las propias ganaderías participantes, se ha procedido a la instalación de dos tipos de indicadores. Por una parte, 14 placas identificativas colocadas en las entradas de las fincas ganaderas en las que se recoge el nombre de la finca y de la ganadería, bien ancladas sobre pared o bien sobre poste de acero y en lugar visible para todos los visitantes e integradas en el entorno.

Y, por otra parte, la Diputación de Salamanca ha considerado conveniente, de acuerdo a la normativa de señalización de carreteras tanto autonómica como provincial, colocar 29 señales direccionales de carreteras que señalicen genéricamente que se está en la Ruta del Toro Bravo y la existencia de ganaderías asociadas a la misma, con un diseño acorde a lo establecido en la tipografía e imagen identificativa de la citada marca turística.

Las catorce ganaderías que forman parte de la ruta y que cuentan con esta promoción turística son Adelaida Rodríguez y su finca Zarzosillo de Abajo, en El Cabaco; Antonio Palla con la Finca Gusende Moscosa, en Ledesma; El Pilar y su finca El Puerto de Calderilla, en Tejeda y Segoyuela; Hermanos Valverde con la finca Valverde de Gonzaliáñez, en Horcajo Medianero; José Cruz con la finca Cabezal Viejo, en La Encina; Los Bayones y su finca El Vecino, en Calzada de Don Diego; Herederos de don Manuel Santos Alcalde con la finca Los Talayos, en Ciudad Rodrigo; Mercedes Pérez-Tabernero Montalvo con su finca El Villar de los Álamos, en Aldehuela de la Bóveda; Herederos de Miguel Zaballos con la finca Valdelacoba, en Sando; Orive con su finca Las Patias, en Villares de Yeltes; Puerto de San Lorenzo y La Ventana del Puerto con su finca Puerto de la Calderilla, en Tejeda y Segoyuela; Torrealba con la finca La Roblicita, en Alba de Yeltes y Aldehuela de Yeltes; y la ganadería Carreros de Fuenterroble con su finca Carreros de Fuenterroble, en Sancti Spíritus.

La Ruta del Toro Bravo y Dehesa Salmantina, impulsada por la Diputación de Salamanca, ha despertado y dinamizado, en estos meses de andadura, un turismo interesado en conocer lo que rodea a las fincas de crianza del toro bravo, al permitir no solo contemplar en su hábitat al toro y conocer las técnicas de crianza sino disfrutar del paisaje de la dehesa salmantina y de la gastronomía de la zona.

Es un producto turístico, como señaló el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, el día de su presentación, que puede contribuir a generar nuevos recursos económicos dinamizando un sector, el de la ganadería brava, que es una seña de identidad de la provincia salmantina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos