La cruzada contra las pintadas permite limpiar 1.979 grafitis durante el primer semestre

Imagen de la pintada realizada en Las Claras./WORD
Imagen de la pintada realizada en Las Claras. / WORD

Los servicios municipales han eliminado más de 18.000 pintadas desde la entrada en vigor del plan que ideó el Ayuntamiento a finales del año 2013

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

El Ayuntamiento completó la limpieza de 1.979 pintadas vandálicas y grafitis no autorizados durante el primer semestre de 2019, medio millar más que en el mismo periodo del año anterior, dentro de las actuaciones encaminadas a conservar el patrimonio histórico y monumental de la ciudad.

Actualmente, y tras acometerse la limpieza de grafitis en el barrio Prosperidad, esta semana comenzaron los trabajos en los muros de la zona de Las Claras y San Cristóbal para extenderse posteriormente a fachadas de edificios privados si así lo autorizan las comunidades de vecinos o la propiedad del inmueble,

Para avanzar en ese sentido, el Ayuntamiento salmantino obtuvo permisos y autorizaciones generales de titulares de múltiples edificaciones dispersas por la ciudad y cuya propiedad pertenece a la Universidad de Salamanca, la Universidad Pontificia, la Junta de Castilla y León, ADIF, la Diputación y el Ministerio de Fomento, entre otros.

También se estableció una colaboración con el Colegio de Administradores de Fincas para ofrecer el servicio a todas las comunidades de vecinos. Además, se editaron folletos con toda la información necesaria y se simplificó el procedimiento, pues se incluyó un punto para dotar de permanencia a la autorización y poder actuar siempre que haya pintadas.

A finales del año 2013, se puso en marcha un Plan Municipal para intensificar la lucha y la limpieza contra las pintadas vandálicas y los grafitis no autorizados. Desde entonces, los servicios especializados limpiaron más de 18.000 pintadas gracias a un conjunto de medidas concretas de intervención en edificios, sensibilización y concienciación a la población, formación y disuasión con sanciones y vigilancia policial.

Doble objetivo

El año pasado fueron 2.885 los grafitis que se eliminaron de los edificios, 802 de ellos en el casco histórico de Salamanca. Tras duplicarse los equipos, con más personal y materiales, se consiguió un doble objetivo: por un lado, limpiar más pintadas cada mes y, por el otro, una finalidad disuasoria al disminuir el 'efecto llamada'.

Con este plan se pretende aunar esfuerzos entre todas las partes implicadas para que, por un lado, los bienes inmuebles, especialmente los de valor histórico, no sufran este tipo de agresiones y, por otro, se logre agilizar al máximo su limpieza cuando el acto vandálico ya se ha consumado, buscando la recuperación de su estado original.

Con el objeto de facilitar y agilizar la limpieza en bienes catalogados, se desarrolla además un protocolo técnico de intervención, validado por la Comisión Territorial de Patrimonio, que autoriza la eliminación y determina tanto los procedimientos como los materiales a utilizar dependiendo de la superficie en la que está hecha la pintada.

Otra de las medidas que contempla el Plan de Actuación es la inclusión en el informe de la Inspección Técnica de Construcciones de la exigencia expresa de la limpieza de pintadas como condición de mantenimiento del ornato del edificio.

El Ayuntamiento aprobó a comienzos de 2014 la modificación de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos para endurecer las sanciones por pintadas vandálicas con el fin de disuadir y penalizar más este tipo de comportamientos. El texto normativo establece que las pintadas en Bienes declarados de Interés Cultural y edificios catalogados en el Plan General de Ordenación Urbana conllevan una infracción muy grave y multa de hasta 3.000 euros.