Atletismo

Una caída da al traste con las ganas de Álvaro de Arriba de hacer algo grande en Madrid

Álvaro de Arriba, concentrado durante una competición reciente en Salamanca. /LAYA
Álvaro de Arriba, concentrado durante una competición reciente en Salamanca. / LAYA

El atleta salmantino se había mostrado dispuesto a intentar batir el récord de España de los 800 en la reunión internacional en la pista de Gallur

REDACCIÓN / WORDSALAMANCA

La ilusión que había mostrado el atleta salmantino durante la rueda de prensa de presentación de la Reunión de Madrid este jueves se desvaneció en la primera curva de la pista de Gallur pro una inoportuna caída. Álvaro de Arriba había asegurado que se encontraba en un estado de forma óptimo y que le gustaba el escenario, por lo que no descartaba intentar el asalto al récord de España de los 800 metros.

Sin embargo, tal y como informó Efe, la carrera que remataba la reunión, los 800 metros, defraudó las expectativas porque el salmantino Álvaro de Arriba, capacitado para poner en riesgo el récord de España, tropezó con Guillermo Rojo y Pablo Sánchez-Valladares y los tres quedaron fuera de juego en la primera curva.

El keniano Cornelius Tuwei venció con 1:47.76 y el sevillano Kevin López, que regresaba a su distancia de casi toda la vida (ahora está en el 1.500), logró la mínima europea con 1:48.02, tercero.

Al finalizar la prueba, De Arriba , con varios rasguños y quemaduras, quiso quitar hierro al asunto, y ya solo pensaba en la prueba que disputará este domingo, en el meeting de Pas de Calais, en la localidad francesa de Lievin. «Me voy a reír porque al final para que nos vamos a cabrear. Una mala suerte, una caída cuando ha entrado el otro compañero del Barça que me ha pedido perdón, y yo no me voy a cabrear, son cosas de la carrera. He notado que cuando he entrado en la curva he rebotado como un balón. No me había caído en la vida en una carrera, ni de pequeño, es mala suerte que sea en el meeting de Madrid. Compito este domingo así que intentaremos curarnos las heridas, literalmente, lo antes posible y recuperarnos para entonces» , afirmó Álvaro de Arriba.

La prueba de Madrid tampoco fue muy positiva para el palentino Husillos, que el año pasado corrió los 400 en un registro asombroso de 44.92 que le daba la medalla de oro en los Mundiales de Birmingham –antes de ser descalificado por pisar fuera de calle–, y demostró en Madrid que todavía está lejos de aquella forma.

Husillos ha empezado la temporada un mes más tarde de lo habitual –el Mundial de Doha es en octubre– y el déficit se nota: llegó tercero al último giro y no pasó de ahí. Venció con holgura Nathan Strother con 46.21 -mínima europea-, seguido del esloveno Luka Janezic (46.55) y del plusmarquista español, que acreditó 46.71, su mejor marca de la temporada pero lejos de su plusmarca (45.69).

Los más destacado de la reunión madrileña se produjo entre las féminas. La venezolana Yulimar Rojas, campeona mundial de triple salto en sala y al aire libre, recuperó en Madrid la hegemonía universal con la mejor marca de su vida en pista cubierta (14,92), mientras su compañera de entrenamientos, la española Ana Peleteiro, sexta con 14,37, no acabó el concurso por molestias en la planta del pie izquierdo.

La pista de Gallur se llenó por primera vez (2.600 espectadores) en esta cuarta edición de la reunión Villa de Madrid, que había colocado todo su billetaje.

 

Fotos

Vídeos