ATLETISMO - Campeonato del Mundo al aire libre

Álvaro de Arriba: «Mentiría si no digo que pienso en la final del Mundial»

Álvaro de Arriba celebra su triunfo en el Europeo indoor. /EFE
Álvaro de Arriba celebra su triunfo en el Europeo indoor. / EFE

El atleta salmantino disputa en Doha este fin de semana el segundo Campeonato del Mundo al aire libre de su carrera tras ser campeón de Europa este invierno

Juanjo González
JUANJO GONZÁLEZSalamanca

El atleta salmantino Álvaro de Arriba afronta a partir de este fin de semana en Doha el segundo Campeonato del Mundo al aire libre de su exitosa carrera. El de La Sagrada llega a la cita como campeón de Europa de pista cubierta en los 800 metros de este pasado invierno en Glasgow y ahora en la cita mundialista quiere culminar un curso de ensueño colándose en la gran final. Álvaro de Arriba explica que en este Mundial de Doha «tanto física como mentalmente llego muy bie, sin ninguna duda con los entrenamientos en el mejor estado de forma de toda la temporada y con ganas de luchar ronda a ronda para estar ahí. Físicamente los entrenamientos han salido perfectos hasta el último día y más con las dos últimas semanas que estuvimos en Navacerrada. Y mentalmente estoy muy tranquilo, concentrado y con ganas de que llegue el momento».

El salmantino llega a Doha con la enorme tranquilidad de haberse proclamado esta temporada campeón de Europa de pista cubierta y por ello «el Europeo sí que da un punto de tranquilidad el hecho de saber que este año hicimos ese oro en el Campeonato de Europa indoor y teniendo en cuenta eso estamos un poco más tranquilos. Pero al final somos ambiciosos tanto mi entrenador como yo y queremos más. Al final el indoor es una parte de la temporada pero otra parte es el aire libre que para nosotros es incluso más importante y queremos rematarla aquí. Para nosotros, los dos grandes campeonatos este año son estos, el Europeo y el Mundial, y aunque no saliera como quisiéramos claro que iba a ser una temporada sobresaliente pero para que sea perfecta queremos sacar aquí un buen resultado».

En este sentido, lo que lleva Álvaro de Arriba de temporada veraniega la valora como «para estar muy contento. He corrido casi todo en 1.46 y 1.45 largos, sobre todo por esa regularidad. Los puestos en los meetings han sido muy buenos incluso un quinto puesto en la Diamond League, con victoria en pruebas europeas como Huelva o en Hengelo tercero una prueba mundial... En general muy contento. Lástima lo del Campeonato de España. En mi cabeza estaba rendir al máximo durante los meeting y al final en este Mundial que al final es el todo o nada».

Al pupilo de Juan Carlos Fuentes le preocupa de forma relativa el calor de Doha porque «he tenido la suerte de que he estado dos veces aquí. Una para ver las instalaciones en una concentración y otra para la Diamond League. Ya he probado un poco cómo va a ser aquí el hecho de competir en Doha. Más que el calor lo que sí preocupa es el tema de la humedad, que es lo que aquí es peor. Nosotros competimos casi cuando es de noche, las semis y la final son de noche, y ahí no hay calor, pero la humedad te lleva más desgaste. La gente que compita dentro de la pista no va a tener mucho problema en sí porque el estadio está acondicionado perfectamente, sí que hay que tener cuidado estos días previos. Los de maratón y marcha sí que van a ser los que sufran estas condiciones y creo que habrá sorpresas en este sentido por gente que tenga que retirarse. Pero los de dentro del estadio no creo que haya problema».

El objetivo en Doha

Por último, Álvaro significa que el reto de este Mundial para el actual campeón de Europa de los 800 metros bajo techo es «estar en las tres carreras, aunque siempre hablando desde el punto de vista de la realidad y sabiendo que es muy complicado. Al final en campeonatos como Europeos ya es complicado pasar las tres rondas en una prueba como el 800 por muy bien que vayas... así que aquí en un Mundial más aún. Recuerdo atletas que fueron al último Mundial de Londres con 1.43 y se quedaron en las semifinales o incluso eliminatorias. Al final en esa final solo pueden estar ocho. Sí que es cierto que la eliminatoria hay que pasarla sí o sí para estar en la semifinal, que incluso va a ser muy complicado. Pero mentiría si no dijera que pienso en las tres carreras. Es lo que queremos, el objetivo es luchar por estar en las tres carreras. Al final solo ha habido un español en una final de 800 en toda la historia. Sería cerrar una temporada perfecta. Pero hay que ir carrera a carrera, pasar primero esa eliminatoria. A partir de ahí recuperar y pensar en la 'semi' ronda a ronda porque cada ronda va a ser una final como es siempre en el 800. Va a ser un buen test de cara a los Juegos Olímpicos del año que viene que al final es la gran cita para todo el atletismo y para casi todos los deportes. Así que salga mejor o peor va a ser un buen test y revulsivo para pensar en esos Juegos de Tokio».