Escapadas de septiembre, la mejor forma de combatir la vuelta a la rutina

Segura de la Sierra./
Segura de la Sierra.

Los últimos días de verano son la época ideal para viajar y visitar alguno de los pueblos más bonitos de España y sus maravillosos entornos

ÁLVARO ROMERO

Septiembre es el mes ideal para recargar las pilas después del ajetreo del verano. Es tiempo del retorno de las vacaciones, de la vuelta al trabajo, de los primeros días de otoño y los últimos de verano. El descenso de las temperaturas lo convierte en una época ideal para viajar a los entornos rurales con más encanto del país, aprovechando estas escapadas para suavizar el complicado regreso a la rutina. La asociación de Los Pueblos más Bonitos de España propone algunos de los mejores destinos para conocer en estas fechas.

Segura de la Sierra, dueño de un paraje magnífico

La histórica localidad jienense de Segura de la Sierra resulta un punto de partida idóneo para conocer el impresionante Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, un paisaje de escarpado relieve, con valles, frondosos bosques y picos de más de 2.000 metros de altitud. Se trata del parque con mayor superficie protegida de España, con cerca de 30.000 hectáreas. Además, este entorno engloba el embalse del Tranco, del río Guadalquivir, que permite realizar numerosas actividades, desde un tranquilo paseo en barca hasta tirolina.

El pueblo se integra a la perfección entre la belleza del entorno y se extiende por el monte Orospeda, compacto y armonioso. Sus calles estrechas y pequeñas plazoletas discurren al abrigo del castillo, enclave desde donde se divisan unas espectaculares vistas del paisaje. Está declarado Conjunto Histórico- Artí­stico y Paraje Pintoresco, pues al maravilloso entorno hay que añadir detalles arquitectónicos como la Casa Consistorial, la fuente Imperial de Carlos III, los Baños Árabes, la parroquia de Nuestra Señora del Collado o la Casa de Jorge Manrique.

Valverde de los Arroyos, arquitectura negra en su máximo esplendor

En el corazón de la provincia de Guadalajara se encuentra uno de los pueblos más bonitos de la ruta de la arquitectura negra, un itinerario imprescindible y de visita obligada para los amantes del turismo rural. Muros y suelos deben su característico color a la pizarra, roca que abunda en los alrededores y que ha sido a lo largo de la historia el principal material de construcción. El resultado es un conjunto bien conservado de arquitectura popular, rodeado de vegetación, agua y a la sombra del Pico Ocejón.

Además, otro de sus atractivos es que se halla muy cerca de la chorrera de Despeñalagua, un conjunto de cascadas escalonadas que conforman un espectáculo visual y natural al que se llega tras una ruta sencilla y corta, apta incluso para ir con los más pequeños. Dentro del trazado del pueblo destacan la iglesia Parroquial de San Ildefonso, la ermita de Nuestra Señora de Gracia y el museo Etnográfico, lugar que trata de acercar el modo de vida de los antiguos pobladores. Sin olvidar la plaza de María Cristina y su hermosa fuente.

Valverde de los Arroyos.
Valverde de los Arroyos.

Caleruega, monumentalidad y catas de vino

Caleruega es uno de los municipios más bonitos de toda la provincia de Burgos. Un pequeño enclave situado en plena Ribera del Duero que ofrece una gran riqueza, tanto arquitectónica como natural. Cerca de sus estrechos callejones llenos de encanto se sitúan la plaza y el monasterio de Santo Domingo de Guzmán, el convento de los Padres Dominicos o el Torreón de los Guzmán, entre otras muchas joyas. Además, Caleruega es perfecta para hacer asimismo una serie de rutas, que permiten llegar hasta un observatorio de buitres, así como embarcarse en recorridos arqueológicos de gran interés.

Caleruega es tierra de vinos, Caldos que se pueden degustar en cualquiera de sus restaurantes o en las bodegas de la localidad. Las laderas del monte de San Pedro, la peña San Jorge, el pico de la Horca y el Tallar, que circundan el pueblo, se encuentran encavadas numerosas bodegas. Sin embargo, es a dos kilómetros de la población, donde se encuentra la bodega más antigua de la Ribera del Duero, en el despoblado de San Martín de Bañuelos. 

Caleruega.
Caleruega.

Vilafamés, arte rupestre en todo su esplendor

Vilafamés es una pequeña localidad de Castellón con un conjunto monumental que sorprende a todo el que lo visita. Los primeros asentamientos de esta villa tuvieron lugar hace más de 80.000 años, por lo que resulta un sitio idóneo para descubrir y disfrutar del arte rupestre, no en vano esta localidad acoge el yacimiento del Abric del Castell, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y en el que se cuidan y conservan pinturas rupestres.

Se trata de uno de los conjuntos histórico- artísticos de mayor importancia de la Comunidad Valenciana, por su gran belleza y alto grado de conservación, así como por el enclave paisajístico donde se encuentra ubicado. Merece la pena perderse recorriendo el casco histórico, desde la plaza de la Fuente hasta la Roca Grossa, elevada en la altura. Pasando por la calle cervantes, la plaza de la Sangre y su iglesia, la Casa de la Villa y el castillo, de origen árabe. Todo ello protegido por una muralla levantada en el siglo XIV.

Vilafamés.
Vilafamés.