El Imperio Romano, al descubierto en Herrera de Pisuerga

Trabajos en la excavación arqueológica del Camino de las Ánimas, en Herrera de Pisuerga. /El Norte
Trabajos en la excavación arqueológica del Camino de las Ánimas, en Herrera de Pisuerga. / El Norte

La campaña de excavaciones finaliza con el hallazgo de un telar datado en torno al siglo II o III d.C. en una habitación en la estancia romana

LAURA LINACEROPalencia

Herrera de Pisuerga se sitúa como escenario clave para conocer la historia del Imperio Romano a partir de sus yacimientos. Las excavaciones arqueológicas que comenzaron el 8 de julio han permitido ampliar la documentación científica que se tenía hasta el momento sobre este territorio, y realizar un estudio pormenorizado del área. «Las excavaciones arqueológicas en las que estamos trabajando ahora se encuentran en un área periférica fuera de la zona más conocida de Herrera del Pisuerga a nivel arqueológico, que es el campamento famoso romano de la época de las Guerras Cántabras», explica el codirector de las excavaciones arqueológicas en Herrera, Pablo Arribas.

Explorar una zona menos trabajada facilita el hallazgo de instrumentos elementales para el saber científico. «En esta zona podemos ver cómo es el mundo de la población civil que vivía en la época del Imperio Romano, no solo del mundo militar que era el que más conocíamos en Herrera de Pisuerga», asegura Pablo Arribas.

El descubrimiento que más expectación ha causado ha sido el de un telar datado en torno al siglo II o III d.C, hallado en una habitación en la estancia romana. «Es bastante común el hallazgo de las pesas de los telares, que se llaman ponderales, pero en este caso hemos tenido la suerte de documentarlo 'in situ', aunque lógicamente se han perdido los elementos de materia orgánica que sujetaban la estructura», señala Arribas.

Además del telar, se han hallado otros instrumentos que permiten conocer las estructuras de hábitat en las que han trabajado. «Se han recuperado objetos como agujas de pelo, que se fabricaban con huesos y algunas fíbulas con elementos celtíberos para sujetar las vestimentas, que ofrece una dosis importante de interés científico», destaca Arribas.

Los resultados de las excavaciones están siendo los esperados por el equipo arqueológico. «En los años 60 ya se hicieron algunas excavaciones arqueológicas y en los años 90 el Doctor Cesáreo Pérez dirigió varías intervenciones en el mismo yacimiento del Camino de las Ánimas. Hemos retomado este proyecto en el año 2016 y ya íbamos sobre seguro del tipo de yacimiento que se trataba», explica Arribas.

Conocer el escenario en el que iban a trabajar ha permitido solventar las dificultades técnicas del terreno. Sin embargo, las condiciones meteorológicas de los últimos días han generado incomodidad en el trabajo. «La única dificultad que ha tenido esta intervención han sido las inclemencias del tiempo con las tormentas», determina Pablo Arribas.

Los objetivos de las excavaciones arqueológicas en Herrera de Pisuerga van dirigidas a ampliar la documentación científica de la población civil. «Teníamos bastante documentación del campamento militar que se asienta debajo del casco humano de Herrera de Pisuerga pero faltaba la documentación de cómo era el hábitat en las zonas donde se asienta la población civil en estos siglos del Imperio Romano», subraya el codirector.

Hasta el momento, el yacimiento que se había trabajado está debajo del casco actual y dificultaba hacer visitable los restos arqueológicos. «Herrera de Pisuerga es una ciudad con bastante tradición en tramos arqueológicos pero por desgracia no se ha podido poner en valor, en cambio, en la zona en la que estamos trabajando ahora que está ligeramente a las afueras sí podría ser posible desarrollar un proyecto de valorización», asegura Arribas.

El futuro de las excavaciones en Herrera de Pisuerga seguirá durante el mes de agosto. «A partir de ahora, nos dedicaremos al proyecto de consolidación y puesta en valor de las estructuras aunque también haremos algunos trabajos en el entorno en el mes de agosto», señala Pablo Arribas.

De manera paralela a las excavaciones se han llevado a cabo las IV Jornadas de Arqueología y Patrimonio Natural impartidas en la Casa del Cangrejo. Las jornadas acabaron con una mesa redonda como homenaje al profesor Emilio Illarregu, que dedicó parte de su vida científica al yacimiento de Herrera de Pisuerga.